¿Virtuales? - La tecla del duende

El Duende

La tecla del duende

¿Virtuales?

Con más frecuencia de la que quisiéramos, el mundo virtual se traga espacios y pieles. Para bien crecen los datos, los accesos, las puertas... Para mal se multiplican las soledades. Así va este texto que envía Atenea. Sintetizo y comparto...

Yo siempre creí que todos los sentimientos eran reales. Nunca logré sentir algo únicamente mientras me encontraba «en línea». Y después salir de esa relación como se sale «sin conexión»... Yo creí en todo lo que sentí y oí. En todo lo que me fue prometido. Yo creí de la misma manera en que las personas creen en otras cuando están frente a frente. Creí que mis deseos comunes y naturales iban a realizarse. Creí en la boca que hablaba y en los dedos que escribían lindas palabras para mí. Creí en todo momento que existía una sintonía especial. Hasta creí en las «mentiras sinceras», porque así las cosas podrían ser más humanizadas... menos difíciles.

Yo creí que las personas cambian, que el carácter se modifica, que nos necesitamos demasiado para saber vivir en la verdad y con honestidad. Yo creí que solo bastaba con hablar con el corazón... Yo creí y no recelé hasta el momento en que me di cuenta de que solamente YO había hecho «mi realidad» de la «virtualidad» que aquí impera. Yo creí hasta que comprendí que algunas personas apagan la máquina y se apagan con ella, o simplemente «bloquean» algún nombre cuando ya no sienten deseos de «mentir más». Tan simple como accionar el control remoto...

Parece complicado para esas personas entender que cuando se apaga el monitor, el sonido y todos los recursos existentes para estar «en línea», no hay forma de «apagar» a la persona que está del otro lado. No se apagan los sentimientos, no se colocan en «Ausente» cariños, caricias y sonrisas. No se eliminan placeres, alegrías e intercambios como si fueran un virus. No se borran de la memoria detalles de un amor puro. Nuestra memoria no se formatea… Y todavía tengo un poquito de esperanza en que del otro lado exista alguien semejante y no solo cables conectados a una computadora enviando cualquier cosa hacia cualquier lugar...

Holguineros y Pinar

Memoria viva: ese fue el mejor homenaje de los holguineros a los abuelos y a la victoria de abril. En Raúl Ochoa y Raúl Leyva, estuvieron los mayores abrazos. // Este sábado, a las dos de la tarde, en la Casa de la Prensa pinareña (calle Maceo No. 21, esquina a Ormani Arenado) tendremos peña. Triunfos personales: de eso hablaremos...

Grafiti

Ruji: Tus ojos me muestran el mapa de tu alma. Déjame buscar el tesoro. Rulero

YRR: Es increíble cómo alguien puede romper tu corazón y sin embargo sigues amándole con cada pedacito. YRO

Semilla

Se alcanza el éxito convirtiendo cada paso en una meta y cada meta en un paso. C.C. Cortez

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Derechos