El Duende

La tecla del duende

Federico

El poeta español José María Cotarelo Asturias, invitado al recién concluido XVII Festival Internacional de Poesía de La Habana, abraza este jueves la columna, con el aire flamenco de su pieza teatral El sueño de Federico. «La obra se estrenó recientemente en España y en noviembre lo hará en Uruguay… Mi sueño, mi verdadero sueño, es llevarla a La Habana, donde debe andar mi corazón eternamente vagando por sus calles…», nos confiesa José María. Recordemos con él, los 116 años de pasión lorquiana.

...NARRADOR: No puede ser, tiemblan mis carnes, se agita mi pecho, sangra mi alma de tanta ausencia. Grito: ¿dónde estáis todos? ¿No veis que me voy? ¡Oh, dilema ineludible de la zozobra y el desconsuelo! Siento como la saliva me sabe a hierro o a plomo o a derrota. Siento, como si sobre mí cayera el mundo, con su peso de lluvia y de tierra. (sonido de una campana dando la hora)

NARRADOR: Oigo las campanas de un reloj cercano, son las cuatro en punto en todos los relojes de Granada. Su sonido lo imagino como una sombra negra, sombra de su sombra que baja espesa hasta los confines de la vega. Mas, de pronto, otra vez el pozo presentido de toda mi vida, las sienes rotas por todos los dolores del mundo. He de rasgarme a jirones estas rayas de mi pijama; he de romper la chaqueta, he de morir desnudo frente al alba.

Todo llega a su fin; la vida es cruel, a veces, trágica. Todo pasa en un segundo. ¡Oh, dolor de las horas! Ya vienen, subimos de nuevo al camión. Veo otra voz la mansa acequia; hay unas escasas lucecillas. La noche estrellada es sin embargo bella. Se oye un búho cercano. Nos miramos sin vernos. Unos hombres vestidos de negro con fusiles nos custodian. Es todo tan tenebroso, tan de Buñuel… Apenas puedo pensar. El camión se detiene de nuevo en un recodo, hay un cortijo cerca y unos pocos olivos en una tierra hosca y gris.

Veo una explanada y unos pozos ausentes y tierra recién removida. (Se oyen unos disparos al fondo). (El Cantaor lanza un grito desde el fondo del escenario).

CANTAOR: Ay! ¡Ay! ¡Ay!

LIVIANA. Despiértame ¡ay, madre!/ que estoy soñando, (bis 3)/ ¡ay! un sueño de vida/ me está llamando.// Un sueño mío, un sueño mío/ que es puro llanto,/ ¡ay! un sueño de vida./ me está llamando.// Dime por qué llora el viento/ que baja desde Granada./ El que viene por el río/ entre espumas perfumadas.

PEÑA TUNERA

Este domingo, a las 2:00 p.m., en el Centro Cultural Huellas, los tuneros honrarán a los papás con invitados especiales. El pediatra Simpson, el artista de la plástica Eliades Ávalos y el incansable grupo Memory se cuentan entre ellos.

GRAFITI

Cosita: El cielo no es el límite, tus sueños lo son. Badboy

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.