La tecla del duende

Conversar

Del filoso periodista Juan José Millás, son las líneas de hoy. Sobre el arte de conversar y recrear lo conversado, discurre el cronista español. Disfrutémoslo…

«He escuchado muchas veces el eslogan “Únete a la conversación” porque pongo el oído en todas partes, con resultados no siempre placenteros. (...).// En el taller de escritura hablamos mucho de la conversación como materia narrativa, así que envié a toda la clase a escuchar conversaciones. Tenía gente en el tanatorio, en el metro, en el autobús, en diferentes bares y cafeterías, en el mercado, en la consulta del pediatra, en el especialista de la piel… Yo mismo formé parte de una patrulla que recogió conversaciones de museo. No dejamos sector por cubrir en la idea de disponer al menos de un diálogo por situación novelesca. Estuvimos dos semanas transcribiendo las conversaciones grabadas y analizándolas sin hallar nada de interés en ninguna. Resultó que en los tanatorios se hablaba como en los tanatorios, en los autobuses como en los autobuses, en los bares y cafeterías como en los bares y cafeterías, etcétera.// Esta actividad forma parte de una lección incluida en el capítulo Literatura y Vida, donde tratamos de mostrar que si la literatura reflejara con precisión la realidad sería insoportable. Para realidad ya tenemos la realidad. Se trata, en fin, de alcanzar la conclusión de que la gente no dice nada cuando habla, o dice lo previsible, que viene a ser una forma de no decir nada eficacísima.// La lección, en principio, disgustó a los alumnos. —¿Significa que la conversación estándar carece de sentido? —preguntaban. —Claro —respondíamos. —¿Por qué? —insistían. —Porque lo congela —revelábamos—, congela el sentido.// Quiere decirse que en la conversación hay que incluir un grado de caos para que del encuentro entre lo predecible y lo inesperado surja algo estimulante, algo que vaya más allá de la constatación de que un kilómetro son mil metros o mil quilos una tonelada. Conviene medir la proporción de caos (o de sentido): si te pasas, reproduces el desastre de la Torre de Babel. Si no llegas, te quedas en Muñoz Seca. (…). Piensa bien cómo lo haces: en una conversación debes poner toda tu capacidad estratégica, todo tu talento intelectual y práctico, toda tu curiosidad y, a ser posible, toda tu honradez. Se trata de que aprendas algo. Si aprendes algo en todas las conversaciones, serás capaz de enseñar algo en tres o cuatro de cada diez. No es mala proporción.// Volviendo al taller de escritura, la clase resultó finalmente de las más atractivas del año».

Reporte tunero y cita en holguín

Bajo la sombra del tamarindo y con música del dúo Gutiérrez, el Charro, Héctor y Chino, agasajaron a las mujeres los duendes tuneros. Tania (de cumple), Eva, Aimée, Maylén y Marbelis, entre otras, supieron cuánto eleva el alma esta cofradía.// Los holguineros se encontrarán este sábado, a las 10:00 a.m., en la Casa de la Prensa. Tema: Damas y primavera.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica