El Duende

La tecla del duende

Periodista

Aunque a veces olvidada, en fecha como esta las redacciones del mundo honran la memoria del revolucionario y cronista checoslovaco Julius Fucik, con el Día Internacional del Periodista. Para evocar el sentido del oficio, ahí les van algunas ideas del mexicano Manuel Buendía, otro grande que también entregó su vida por defender la dignidad de la prensa.

Chésterton definió al periodista como «el hombre que se quedó sin profesión». Lo que en nuestro lenguaje podría traducirse como «aprendiz de todo y oficial de nada».// Es acertado cuanto se diga o imagine respecto a que la formación de un periodista es interminable. En realidad nada nos acerca más al ridículo que pavonearnos con la idea de que ya lo sabemos todo./ Ni siquiera el último día de su vida, un verdadero periodista puede considerar que llegó a la cumbre de la sabiduría y la destreza. Imagino a uno de estos auténticos reporteros en pleno tránsito de esta vida a la otra y lamentándose así para sus adentros: «Hoy he descubierto algo importante, pero, ¡lástima que ya no tenga tiempo para contarlo!».// Quienes creen haber llegado a la cumbre y piensan que se podrán instalar en ella un largo tiempo, son los que están exactamente en las vísperas de comenzar su decadencia profesional. Las cumbres en el ejercicio periodístico son tan agudas como la punta de una bayoneta.

(…) El auge de los medios electrónicos y la proliferación de publicaciones que nacen y se multiplican como hongos bajo la lluvia, han propiciado el arribismo y la improvisación.// No sé de dónde venga esto, pero lo cierto es que todo el mundo cree que puede ser periodista exactamente como se siente Luciano Pavarotti cuando canta bajo la regadera. (…) El periodismo, sin embargo, es una de las profesiones más exigentes de la sociedad moderna. Nadie debería permitirse «jugar al periodista» porque hace daño en diversas escalas a la comunidad.// Para (…) los mortales comunes que en obediencia a un mandato ocasional hemos acometido la emocionante aventura de ser periodistas, nos quedan dos caminos para huir de algo que es peor que la corrupción misma, es decir, la mediocridad. Esos caminos son el autodidactismo y la enseñanza académica.// (…) Debe trazarse un proyecto personal, frecuentemente con el auxilio de otros más sabios y experimentados, y adoptarse la decisión irreversible de llevarlo adelante, porque en fin de cuentas el principal deber de cada uno es la construcción de sí mismo.// (…)Para fortuna o para desgracia —según el punto de vista que se adopte—, el periodismo es una aptitud, una capacidad, un conjunto de conocimientos y una destreza que no vale declamar sino probar todos los días. (Fragmentos de una conferencia, 21-07-1982).

Peña Habana: Teresita, Alarcón, Bermúdez

Este sábado, tertulia capitalina, a las 2:00 p.m., en la Fragua Martiana. Con nosotros estarán tres formidables maestros: el locutor Luis Alarcón Santana, la actriz Teresita Rúa y el ensayista y poeta Jorge R. Bermúdez. Tema: historias del aula.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Armas Trump.