La tecla del duende

Amado

Andamos en jornada de la prensa y a manos de este tecleador vuelve el recuerdo de Amado del Pino. En JR, su irreverente talento y bonhomía hicieron escuela. Y hay un arsenal de frases suyas (algunas impublicables) que seguirán ayudándonos contra las grisuras. Recordémoslo con fragmentos de su crónica titulada Fotos, publicada en 2008 en La Jiribilla:

Hace unos días mi mujer me tomó una foto. Gané —valga el rápido comercial— un premio literario y en el periódico de Alicante la necesitaban con urgencia.

Me gusta cómo le quedó el retrato a Tania, aunque los 50 me vienen para arriba, recordando el decir de un viejo jugador de cubilete, «como una juba paría». De las canas ni hablar, ahí están y solo pienso en teñirme cuando alguna muchacha me llama de usted y siempre será más fácil resignarse que adquirir esa esclavitud —nunca mejor dicho— engorrosa. Lo que me inscribe de plano en la quinta década es esa herida de madurez que parece abrir un paréntesis franqueando los labios. Con todo, me gusta la foto porque sale la sala de la casa de infancia y juventud de nuestra amiga María José, el espacio donde seguramente escribió alguna cartica de amor para Julio, su novio de entonces y su amor de siempre. En este sitio he trabajado bastante en los dos últimos años, con Murcia en la ventana y La Habana siempre en el alma. (…).

No tengo muchas fotos guardadas, aunque bien me gustaría. Siempre digo que no quedo del todo mal porque me busco una posición que disimule mi expresiva barriga y suelto una sonrisa que en mi Tamarindo llamarían «de medio ganchete» y que suele funcionar frente al lente. Hay una que me gusta porque estoy junto a mi hija Adriana y no me he peinado mucho esa mañana de los 30 años. De las de nuestra tumultuosa y poco formal boda, prefiero las que hizo un francés que llegó con nuestro amigo —hace poco muerto en combate con la soledad— el excelente actor Roberto Bertrand. Y unas que, otro afecto ausente, Alexander Nicolás, nunca imprimió pero que existieron en nuestras conjeturas y reclamaciones; sin contar el valor del abrazo para esas instantáneas que no llegaron al papel ni al ordenador, pero laten en nuestra memoria.

Sancti Spíritus y Regalo de jueves.

Hoy, a las 2:00 p.m., tertulia tunera en la escuela Rita Longa, y el domingo 5, a las 10:00 a.m., peña espirituana, en la Galería Oscar F. Morera.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica