Inundaciones por intensas lluvias en Holguín

Autor:

Juventud Rebelde

HOLGUÍN.— La Ciudad de los Parques ayer casi dice «basta» debido al alto volumen de precipitaciones que en poco menos de una hora al atardecer llegó a causar espectaculares inundaciones en varios perímetros urbanos, cuyos daños estaban aún por computarse al cierre de esta edición.

Según informó a este diario el Puesto de Mando Municipal de la Defensa Civil la repentina tormenta local severa, que estuvo acompañada de fuertes descargas eléctricas, produjo 102 milímetros de lluvia solamente en los alrededores del céntrico parque San José, en tanto desde el pluviómetro del Instituto Superior Pedagógico de la ciudad, a unos cuatro kilómetros del lugar, se reportaron 61 milímetros en igual período de tiempo.

En lo que constituyó un pasaje pocas veces visto por los lugareños, el desbordamiento detuvo el tránsito vehicular en algunos tramos de calles y obligó a autoevacuarse hacia sitios más seguros a pobladores residentes principalmente en las márgenes de los ríos Jigüe y Marañón, por lo que fue necesario la activación inmediata de la Comisión Territorial de Evacuación.

Aún sin haber cesado las lluvias, integrantes del órgano contra catástrofes procedieron a la evaluación en el terreno de la magnitud de los perjuicios, provocados fundamentalmente en viviendas y entidades de la economía, al tiempo que se designaron cinco instalaciones para ser empleadas como albergues, si ello fuera necesario.

Otras considerables precipitaciones se sucedieron en áreas de la presa Cacoyogüin, enclavada en las proximidades de la ciudad de Holguín, sobre la cual cayeron unos 75 milímetros y se encontraba vertiendo por encima de su aliviadero.

Según se informó desde el Puesto de Mando de la dirección de Recursos Hidráulicos, en la presa Gibara se precipitaron 123.2 milímetros, con un beneficio de 900 000 metros cúbicos de agua acumulados al anoche-cer, provocando considerables averías al sistema eléctrico del acueducto, con la posibilidad de afectar en lo sucesivo el servicio de abasto.

Sin embargo, en ese mismo referido horario del día, en el resto de los territorios las lluvias no reportaban tan alarmantes indicadores y solo se computarizaban entre las más relevantes precipitaciones las ocurridas en La Jíquima, con 49,8 y Cueto con 14.

Los niveles de precipitaciones situaron el pasado mes de junio a la provincia de Holguín con promedios superiores a los 184 milímetros, considerados también como uno de los más altos de la región oriental, lo cual permitió una estimulante recuperación de los embalses, no solo tributarios de la ciudad cabecera provincial, y un aliciente para ganaderos y agricultores.

En estos momentos las presas y embalses del nororiental territorio se encuentran en una situación favorable, al acumular el 73 por ciento de su capacidad total.

Los últimos aguaceros más sonados que se recuerden en la Ciudad de los Parques ocurrieron el pasado 15 de mayo, cuando se reportaron 105 milímetros en algo más de una hora, pero que obligaran casi a decir «ya es suficiente», ni los más viejos lo recuerdan tras largos años de severa sequía.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.