Refuerzan seguridad vial para etapa veraniega

Autor:

Juventud Rebelde

Se refuerzan los programas de vigilancia y patrullaje para evitar accidentes. Foto: Roberto Suárez LAS medidas de prevención de los accidentes del tránsito se fortalecen en el país a partir del inicio de la etapa veraniega y el crecimiento de la circulación vial.

La Dirección Nacional de Tránsito ha reforzado la vigilancia y el control de los conductores de vehículos para evitar el crecimiento de la accidentabilidad, entre cuyas causas destacan la ingestión de alcohol, el exceso de velocidad y el irrespeto al derecho de vía, informó la agencia Prensa Latina.

Desde abril pasado se reforzaron los programas de vigilancia y patrullaje en las principales vías, carreteras y autopistas de acceso a las bases de campismo y complejos de piscinas por parte de los agentes del tránsito.

El mayor Eduardo Creach, de la Dirección Nacional de Tránsito, confirmó que los agentes de esa fuerza exigirán a los conductores estatales una carta firmada por el director de su entidad donde se autoriza el traslado de los vehículos hacia los lugares recreativos.

También se han tomado medidas adicionales como exigir el retorno de los conductores estatales antes del anochecer, experiencia con notables resultados el pasado año cuando disminuyó el tráfico vial y los accidentes en horas nocturnas.

Otras medidas preventivas son las de exigir a los conductores de vehículos de los organismos de la administración central del Estado el resultado de las inspecciones técnicas a sus equipos.

Habrá un mayor rigor —aseguró el mayor Creach— sobre los camioneros y taxistas particulares en la garantía del examen técnico de sus carros.

Cada temporada vacacional en el país se registra un aumento significativo del flujo de personas hacia las playas y centros de campismo.

La Comisión de Vialidad y Tránsito y el Ministerio del Transporte incrementan por tal motivo la presencia de sus inspectores en las zonas recreativas y el litoral.

Se exige también la obligatoriedad en el uso de los cascos de protección entre los motociclistas del país, situación casi inexistente el pasado año. En ciudades como Santiago de Cuba, las motocicletas constituyen un medio alternativo de transportación de la población.

Según estadísticas del Ministerio del Interior en ese territorio, esos equipos sobrepasan la cifra de más de cinco mil en circulación.

Entre las provincias más destacadas en la reducción de índices de accidentabilidad destacan La Habana, Ciudad de la Habana y Camagüey.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.