Un fallecido y más de 60 heridos en accidente de tránsito

La confusión no impidió que en pocos minutos todos los heridos fueran socorridos y atendidos en los hospitales cercanos

Autor:

Foto: Calixto N. Llanes Un accidente de tránsito que provocó la muerte de una persona y 65 lesionados, tuvo lugar en la intersección de las avenidas capitalinas 100 y 51, en Marianao, en Ciudad de La Habana, pasado el mediodía de ayer.

El choque ocurrió cuando un metrobús de la línea M4, se impactó contra un ómnibus Volvo Marco Polo, de la agencia de viajes Transgaviota, perdió la dirección y se proyectó contra la vivienda ubicada en la esquina de la Ave. 53 y 51-A, destruyendo su portal y sala.

Aunque el «camello» iba lleno de pasajeros, la confusión no evitó que vecinos y transeúntes ayudaran a los lesionados, y en pocos minutos todos los heridos fueran socorridos y atendidos en el hospital general docente Enrique Cabrera, el hospital militar Carlos J. Finlay, el pediátrico Juan Manuel Márquez, y el Clínico Quirúrgico de 26 y Boyeros.

Hasta el cierre de esta información se reportaba como fallecida a Nilvia Noa Siló, vecina de la calle Cuba, esquina a Tejadillo, en La Habana Vieja; y se mantenían ingresados varios viajeros del metrobús, entre ellos Andrés Negrín Ciarreta, de 48 años y chofer del M4, así como Liván Ramos García, de 38 años y conductor del Transgaviota.

En el pediátrico Juan Manuel Márquez permanece ingresado el menor José Windy Martínez, residente en Ciego de Ávila, quien presenta una fractura de clavícula.

Peritos y oficiales de la Dirección Nacional de Tránsito trabajan para determinar la causa del accidente, aunque testigos y víctimas, como Dayanis de la Caridad Arias y Elvira Roque, pasajeras del M4, aseguran que pudiera deberse a que el metrobús transitaba a exceso de velocidad y violó la luz roja.

María Luisa Campaneoni, residente de la vivienda afectada, contó a JR que mientras fregaba en su casa sintió un estruendo y de pronto una nube de humo cubrió la sala, dejándola llena de escombros y con los muebles destrozados.

«Salí corriendo y al asomarme vi un “camello” que había derrumbado todo el portal y la sala, donde yo acostumbraba a sentarme cada mediodía, y a personas que saltaban por las ventanillas».

Tanto el ómnibus de Gaviota, perteneciente a la base de Varadero, y que se dirigía hacia el taller de la Mercedes Benz ubicado en la entrada de la Autopista a Pinar del Río, como el M4, resultaron seriamente dañados.

En la actualidad circulan 34 metrobuses de este tipo en la capital y 15 lo hacen en la línea M4. Este es el segundo accidente que ocurre este año con ómnibus similares de la Empresa Metrobús. El anterior tuvo lugar hace unos días cuando un metrobús de la ruta M6 chocó con un auto particular que resultó destruido.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.