Preparan inicio del próximo curso escolar

El Movimiento de Centros Listos permite declarar a las instituciones docentes aptas para el nuevo período lectivo

Autor:

Juventud Rebelde

Foto: Franklin Reyes. Cuba se prepara para iniciar en septiembre próximo el curso escolar 2006-2007 y se crean las condiciones materiales y organizativas necesarias mediante el Movimiento de Centros Listos.

Este empeño, iniciado en el período lectivo 1993-1994, permite buscar soluciones prácticas con recursos y medios que pueda lograr la misma escuela y el aporte de la comunidad, el cual requiere de alto nivel de comprensión y el consecuente cumplimiento de los requisitos exigidos para poner bonito el centro con vistas al comienzo del año escolar, reseña la AIN.

Las acciones para lograr estos aspectos recae en la dirección de las escuelas, sus trabajadores y la colaboración de padres y organismos del territorio, con participación, además, del alumnado, según reseña la metodología elaborada por el Ministerio de Educación.

Para el buen desempeño de esta tarea es fundamental la participación de las direcciones provinciales y municipales de Educación y lograr en tiempo récord el otorgamiento de la condición Centro Listo para el comienzo del curso lectivo, el cual se hará efectivo una vez cumplidos los requisitos establecidos que coadyuven al mejoramiento de las condiciones materiales.

Entre las funciones que deben realizarse en esta etapa en las instituciones educacionales del país se encuentra limpieza y organización, lograr buena iluminación, áreas ornamentadas en correspondencia con la labor educativa, y conservar en buen estado o debidamente reparados los muebles de almacenamiento de libros y el mobiliario en general.

Las aulas se deben mantener limpias y ordenadas, con buena ventilación; la carpintería en estado satisfactorio y el pizarrón con adecuadas condiciones y pintado.

Los círculos infantiles no se quedan atrás en estas faenas, en las que debe prevalecer una fuerza laboral completa para las adaptaciones de los nuevos ingresos en los tiempos establecidos, y adecuar la ambientación de locales y salones, acordes a la edad de los niños, con énfasis en la formación de la cultura nacional.

Trabajar se convierte en una misión importante en el verano para los jóvenes cubanos. Ejemplo de este empeño son las Fuerzas de Acción Pioneril, que movilizaron cerca de 800 000 pioneros en diversas tareas en la etapa vacacional, y entre sus aportes se encontraba el apoyo a este gran Movimiento de Centros Listos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.