Cosechan calabaza de un metro de largo

La dueña del pequeño huerto asegura que ha recogido ejemplares mayores y solo utiliza fertilizantes naturales

Autor:

Foto: Roberto Suárez Dos calabazas de aproximadamente un metro de largo y 20 libras de peso son la atracción de muchos vecinos en la calle 27, entre D y E, en el capitalino barrio del Vedado. Norma Rosa Torres, quien sembró la mata hace solo tres meses, quedó sorprendida con el tamaño de los frutos. «He recogido calabazas de esta mata que midieron hasta un metro y medio de largo y pesaron más de 30 libras», explicó.

La dueña de la planta no sale todavía de su asombro, pues dice que las semillas que utilizó para sembrarla las extrajo de una pequeña calabaza que compró en un agro cercano: «No pensé que las semillas de aquella calabacita de solo tres libras me dieran estas tan grandes», dijo.

Tal vez una de las causas por las que crecieron más de lo normal fue porque están colgando de un limonero que tiene Norma Rosa en el patio de su casa, y quizá el mismo peso del fruto la estire.

«Cuando la planta comenzó a crecer, la enredé en la mata de limón. Todos sus frutos nacen y crecen a varios metros del suelo y en menos de tres semanas alcanzan más de 20 libras. Eso me ayuda con la comida de la casa, porque es un producto con el que preparo diferentes platos. Todas las familias cubanas deberían contar con una planta como esta», explicó entre risas la propietaria, que hasta el momento solo ha utilizado cáscaras de viandas y frutas como fertilizante.

EL PAÍS DE LAS GRANDES CALABAZAS

Cuba mantiene una tradición sui generis en la cosecha de estos frutos. De hecho, en mayo pasado fue noticia una calabaza de 84 libras, 67 centímetros de largo y 1,25 de diámetro, que se obtuvo en una finca cercana al río Agabama, en la provincia de Sancti Spíritus. Esta, si bien no fue un récord, constituyó por lo menos un buen average.

Otro curioso ejemplar de 57 libras de peso se produjo a los tres meses de sembrado en la zona de Piedra Redonda, en la provincia de Holguín, en agosto de 2005; mientras un espécimen de 46 libras y más de un metro de largo despertó la admiración de los vecinos del Reparto Siboney, en el municipio capitalino de Playa. Precisamente a esta última calabaza Juventud Rebelde le dedicó un espacio en agosto de 2003.

CALABAZOTAS

Pero si de calabazas gigantes se trata, ya el mundo ha atestiguado varios ejemplares de exorbitante tamaño, como la cosechada por el japonés Soji Shirai, que en su momento pesó 968 libras, o la que obtuvo el canadiense Gary Burke, en Ontario, con un peso de 1 089 libras, en octubre de 1998.

No obstante, el récord mundial lo tiene el estadounidense Joel Holland quien cosechó la calabaza más grande, con un peso de 1 229 libras.

Según estudios científicos, se estima que su peso medio oscila entre 4 y diez libras.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.