Se alejó de Cuba la tormenta tropical Ernesto

Fuente: Instituto de Meteorología Es el quinto organismo ciclónico de la actual temporada, que pese a los vaticinios dejó más que todo mucha agua en las provincias orientales, aunque todavía puede dejar precipitaciones, por las bandas de alimentación que lo acompañan. Debe penetrar en el estrecho de La Florida y quizá ganar algo más en intensidad antes de afectar territorio de Estados Unidos, donde ya está dada la alarma En el oriente cubano prosiguen las lluvias Restablecen transportación aérea y ferroviaria

Autor:

Juventud Rebelde

En el mar, por el Estrecho de la Florida, con rumbo oeste noroeste, se alejó de Cuba la tormenta tropical Ernesto, el quinto organismo ciclónico de la actual temporada, que pese a los vaticinios dejó más que todo mucha agua en las provincias orientales.

A la medianoche de ayer, según el parte emitido por el Instituto de Meteorología, todavía ocurrían fuertes lluvias en algunas zonas de Santiago de Cuba, Granma, Guantánamo, Holguín, Las Tunas, Camagüey e incluso Ciego de Ávila, por cuya costa norte se desplazaba el organismo, luego de atravesar la cayería norte agramontina.

Ernesto, que todavía puede dejar precipitaciones, por las bandas de alimentación que lo acompañan, debe penetrar en el estrecho de La Florida y quizá ganar algo más en intensidad antes de afectar territorio de Estados Unidos, donde ya está dada la alarma.

A pesar de las intensas lluvias y las copiosas inundaciones, la tormenta no causó pérdidas de vidas humanas ni grandes daños económicos, según se conoció en la Mesa Redonda Informativa de ayer, donde el coronel José E. Betancourt, del Estado Mayor de la Defensa Civil, explicó que no ocurrió ningún accidente en el proceso y traslado de evacuación de las personas.

«Fueron movilizadas en interés de la protección de la población más de 58 000 personas, de ellas, más de 2 400 jefes, oficiales y combatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Se activaron más de 900 centros de elaboración de alimentos y entraron en funcionamiento 1 204 albergues. A ellos acudió alrededor del 20 por ciento de los evacuados; el resto fue alojado en casas de familias», apuntó.

El funcionario explicó que aunque ya fue decretada la fase recuperativa para el territorio oriental, la población evacuada continuará recibiendo atención, y su retorno a los hogares no se realizará hasta tanto no se verifique su seguridad, pues el regreso debe ser debidamente autorizado.

«Las zonas de mayores lluvias mantendrán la fase de alarma —afirmó Betancourt. Los consejos de defensa municipales y provinciales continúan activados hasta la etapa de rehabilitación de la fase recuperativa, cuando se restituyan totalmente los servicios principales, como el agua, los viales, la alimentación, entre otros servicios.

«También continuarán las medidas de protección, y seguiremos trabajando de conjunto con el Instituto de Meteorología y las autoridades de los territorios», dijo.

Por último, el dirigente señaló que a medida que mejoren las condiciones meteorológicas, comenzará el restablecimiento de las vías, para lo cual están listas ya las brigadas de construcción y las motosierras.

También se iniciarán las labores de higienización, limpieza y recogida de desechos, en las cuales se centrarán las acciones de la fase recuperativa, donde además se trabajará en eliminar focos de vectores, como los del mosquito Aedes aegypti.

Por su parte, el doctor José Rubiera, jefe del departamento de pronósticos del Instituto de Meteorología, explicó que el ciclón trajo numerosas lluvias para la zona oriental, sobre todo en el territorio de Guantánamo.

«En dos horas —dijo— en el embalse Limoncito, en Báguano, en la provincia de Holguín, cayeron 127 milímetros de lluvias. Y ahora también está lloviendo más fuerte en Holguín y en Camagüey».

Rubiera señaló que la tormenta al salir al mar ganaría en organización e intensidad, y que su velocidad de traslación debe aumentar. «Y quizá a la altura de la Florida puedas convertirse en huracán», puntualizó.

El especialista explicó que no hubo penetraciones del mar en la costa sur dada la ausencia de vientos fuertes, y que si bien el peligro de penetraciones en la costa norte disminuyó, todavía está latente.

Igualmente ratificó que las lluvias pueden extenderse a otras provincias, hasta llegar a Villa Clara, y ser localmente intensas. Y llamó a no descuidarse en ningún momento, pues estamos en plena temporada ciclónica, la cual se prevé intensa.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.