Escuelas militares cubanas honran a Camilo Cienfuegos

Las escuelas militares Camilo Cienfuegos arriban a su aniversario 40 manteniendo vivas las esencias por las que luchó el héroe cuyo nombre ostentan, fundador del Ejército Rebelde

Autor:

Zenia Regalado

Los padres de Camilo contribuyeron a mantener vivos los ideales de su hijo. Varias veces visitaron la escuela. Foto: Santiago Calero PINAR DEL RÍO.— Saliendo de las sinuosas olas aparece la escultura hecha por José Delarra, rodeada por los árboles del jardín.

En otro extremo, un frondoso roble plantado por Ramón y Emilia, padres de Camilo Cienfuegos Gorriarán, abre sus verdes brazos extendidos como si quisiera abrigar las vidas de estos jóvenes que visten de verde olivo y se adentran en la vida de aquel fundador del Ejército Rebelde, tragado un día por el mar, pero quien dejó la naturalidad y la sencillez como un modo de conducta cotidiana.

La Sala de Historia es uno de los primeros lugares del centro con el que se familiarizan los alumnos de nuevo ingreso. Así profundizan en la vida y la historia del Señor de la Vanguardia, recogida en fotos, documentos y objetos personales.

Allí están la pelota de béisbol con la cual jugaba; el estuche de un teléfono de campaña que él usó; un uniforme, y también sus ideas.

FUTUROS OFICIALES SALIDOS DEL PUEBLO

El teniente coronel Ernesto González Rodríguez, subdirector general y fundador de la escuela pinareña, nos explica que el conocimiento de la vida y obra de Camilo es abordado en el centro de múltiples maneras.

Existe hasta un sitio web realizado por personal del mismo plantel que sirve como apoyatura para ampliar dichos conocimientos.

Previo al 6 de febrero —natalicio del revolucionario— se desarrollan concursos de literatura y otras artes que reflejan las diferentes facetas del carismático y popular líder.

Además de los resultados integrales para entrar a este tipo de escuela, se tiene en cuenta la composición étnica y social, por encima del 70 por ciento de hijos de obreros y campesinos. Es este un requisito y también un tributo a aquel joven nacido de padre sastre, que fue mozo de limpieza con solo 16 años.

Así se mantiene la raíz popular de donde surgen los futuros oficiales de las FAR.

El plan de estudio de las escuelas militares Camilo Cienfuegos es similar al de formación de bachilleres de los demás preuniversitarios; pero se le adiciona la preparación militar.

Esta preparación se desarrolla a partir de cuatro ejes temáticos: legislación y base reglamentaria (órdenes, directivas y disposiciones de la vida militar); preparación de tiro con armas de infantería; preparación táctica (acciones que realiza el combatiente para defenderse y atacar al enemigo); y la preparación de infantería (pasos, marchas, ceremonias militares).

FORMACIÓN INTEGRAL

Al concluir sus estudios, el alumno obtiene su título de bachiller en Ciencias y Letras, es ascendido a cadete e ingresa en uno de los centros de enseñanza militar de las FAR.

El camilito recibe una formación integral en asignaturas de cultura general, y también adquiere una buena preparación física y militar a partir de un entrenamiento sistemático.

Foto: Roberto Morejon

GANADORES DE LA COPA DURANTE DIEZ AÑOS

Por diez años consecutivos el colectivo vueltabajero ha sido ganador en el territorio occidental de la Copa Camilo Cienfuegos, en la cual se incluyen resultados docentes, competencias deportivas, culturales y de preparación militar.

Tiene también el Diploma al mérito, por su contribución al acervo cultural de los combatientes del Ejército Occidental, firmado por el general de cuerpo de ejército Leopoldo Cintra Frías.

Detrás de estos resultados hay un equipo de consagrados y veteranos profesores que han visto encanecer sus cabellos en la formación de los futuros oficiales, y entre ellos se encuentra María Elena Camero González, fundadora de la escuela, graduada del Instituto Máximo Gorki, quien da clases a hijos de sus otrora alumnos.

Ella imparte Historia, materia de la cual opina que es una asignatura fundamental, entre otras, para un patriota. «Lo que no se conoce no se defiende; por ello el devenir del proceso revolucionario cubano y el pensamiento de sus principales figuras resultan contenidos ineludibles en cualquier escuela cubana, y en esta mucho más», afirma.

Todas las demás asignaturas introducen en sus clases contenidos de Historia, programa director en este tipo de centros.

HÉROES PINAREÑOS

Oscar Sánchez Osuna, caído en Angola, nació en el reparto Capó, de la capital pinareña. Fue camilito y alumno del teniente coronel Ernesto González Rodríguez en el pelotón 15 de la compañía de precadetes.

Más tarde estudió artillería, como aquellos jóvenes que inspiraron el serial Algo más que soñar.

Otro héroe camilito a cuya vida se acercan los alumnos de hoy es Jorge González Pérez, piloto caído en Angola. De él se asevera que era muy corajudo. Antes de su último día en el aire ya le habían averiado un avión, y no se asustó en el cumplimiento de su deber.

Las escuelas militares Camilo Cienfuegos cuentan con los más modernos medios de enseñanza. Foto: Roberto Morejón

SIGUEN SIENDO DEL PUEBLO

Yaimara Hernández Hernández, de 17 años, cursa el duodécimo grado y siempre ha estado ilusionada con ser oficial de las FAR.

«Seré la primera militar en mi familia. Mi mamá es ama de casa y mi papá es custodio. Cuando estaba en noveno grado un compañero de estudios me habló de esta escuela y así me embullé. Hay mucha organización y atención a los estudiantes, a su vida personal», asevera.

«Mi profesora-guía en décimo grado fue decisiva en mi período de adaptación. Fue un gran apoyo», concluye.

Lázaro Jorge Ivizate, también de duodécimo grado, quiere estudiar lo mismo que Yaimara.

Nació en San Juan y Martínez y asegura que en su centro existen todas las condiciones para formar un graduado integral. Los alumnos hasta disfrutan de un día a la semana dedicado a la recreación, muy necesario para el descanso mental.

Cuando comenzó en décimo grado era largo y flaco, pero el ejercicio físico lo hace parecer ahora un atleta de escuelas deportivas.

Un gran prestigio en estos 40 años de creadas alcanzaron las escuelas militares Camilo Cienfuegos, que en todo el país han constituido cantera principal en la formación de oficiales de las FAR, mayoritariamente salidos de los estratos más humildes de la sociedad cubana.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.