Ya estamos en el Congreso pioneril

Invitadas hijas de Ramón Labañino y René González, antiterroristas presos en EE.UU. Cancelación postal dedicada al encuentro. Arriba tren con los delegados Cuando yo era un enano, era profundo

Autor:

Juventud Rebelde

Tras recibir la invitación, Laura Labañino, hija de Ramón, fue felicitada por sus compañeros de escuela y Miriam Yanet Martín, presidenta de la Organización de Pioneros José Martí. Foto: Roberto Suárez Los niños y niñas cubanos han alzado muchas veces su voz por la libertad de los cinco héroes prisioneros del imperio.

Por ello, la invitación especial a Laura y Lisbet, hijas de Ramón Labañino, y a Ivette, la pequeña de René González, para participar en el IV Congreso Pioneril, fue motivo de júbilo en sus colectivos estudiantiles.

«Ramón ya lo sabe. Habló con ellas por teléfono. Él fue pionero y está muy orgulloso de que las niñas, con 9 y 14 años, hagan su contribución al futuro de la Patria», dijo Elizabeth Palmeiro, esposa de Ramón Labañino.

«Yo también fui pionera», recordó. «Estoy muy contenta y emocionada porque mis hijas participen en las reflexiones y demás actividades del Congreso, y conozco la gran responsabilidad que sienten ante sus compañeritos de aula.

«Uno de los temas que van a tratar es el aporte que realizan los pioneros por la libertad de los Cinco, y cómo con su disciplina ante el estudio hacen honor al sacrificio de las vidas de estos hombres que, por amor a sus hijas y a todos los niños cubanos, se infiltraron en esas organizaciones terroristas para evitar muertes en nuestro país».

Olga Salanueva, mamá de Ivette, dijo que a pesar de lo pequeña que es la niña —cursa el tercer grado— está segura de que ella disfrutará mucho del Congreso, pues siempre está atenta a las tareas de la Organización, y serán días muy importantes.

«René está muy contento. Me dijo que iba a enviarle un mensaje de saludo a los pioneros, para que sea leído en el Congreso».

Otro momento importante acontecido ayer fue la cancelación postal de un grupo de sobres con el logo del IV Congreso pioneril, los cuales tienen sellos dedicados a la Informática, tema al cual están muy vinculados los estudiantes cubanos.

Además, el cancelador tiene un cuño que constituye una pieza de interés coleccionable, que quedará para la historia de la Filatelia nacional.

La cancelación fue realizada en la Escuela Secundaria Básica Experimental José Martí por Miriam Yanet Martín y Keyla Estévez, presidenta y vicepresidenta de la OPJM, respectivamente; Magalys Morera, vicepresidenta de Correos de Cuba; Yanet Sánchez Pérez, directora del Centro, y Carlos Ruiz, delegado de ese plantel al Congreso.

Hoy se inician las actividades del Congreso. Luego de la llegada del tren bien temprano en la mañana, los más de 900 delegados e invitados rendirán homenaje al Apóstol, en el Memorial José Martí, recorrerán varios museos capitalinos y participarán en el acto por el aniversario 30 del crimen de Barbados.

Justo a las 3:00 de la tarde, partió desde la terminal ferroviaria Senén Casas Regueiro el tren francés, engalanado para la ocasión.

Los primeros en abordar, los 110 integrantes de la delegación santiaguera y los 58 de la guantanamera, lo hicieron entre el contagioso ritmo de la conga oriental, la exhortación a hacer un Congreso a la altura del futuro, de parte de sus hermanos mayores de la UJC, el último cuídate de los padres, y la risa de los amigos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.