Industria azucarera cubana a punto de concluir reestructuración

Ulises Rosales del Toro, ministro del ramo, lo informó en la graduación del III Curso de Inspectores Generales Integrales

Autor:

Juventud Rebelde

Ulises Rosales del Toro. Foto: Calixto N. LLanes

CIEGO DE ÁVILA.— La industria azucarera en Cuba está a punto a concluir su proceso de reestructuración y ahora se encuentra ante un nuevo escenario, con mejores oportunidades, pero mucho más exigente, declaró el ministro del ramo, Ulises Rosales del Toro.

Durante la graduación del III Curso de Inspectores Generales Integrales, el titular apuntó que en la nueva etapa el MINAZ se concentrará en alcanzar producciones sobre la base de la calidad y con precios sostenibles.

Rosales del Toro explicó que el mejoramiento del producto azucarero no podrá alcanzarse sin un debido control de los procesos agrícolas y fabriles, y de ahí la importancia de los nuevos inspectores, quienes ya suman 121 y deberán velar por el cumplimiento de lo legislado.

El también miembro del Buró Político informó que se priorizará la producción de energía eléctrica, a partir de la biomasa, y la obtención de alcohol y etanol, por lo que se realiza una fuerte inversión en las plantas productoras, de acuerdo con las exigencias de los mercados que se abren para el MINAZ.

Ahora las acciones principales se dirigen al Perfeccionamiento Empresarial de las entidades y grupos, lo que es más viable, pues el 70 por ciento de los requerimientos se lograron con la reestructuración.

Luego de atravesar en los últimos años el peor momento de su historia, ahora el sector tiene mejores oportunidades gracias al incremento de los precios del azúcar y sus derivados, el crecimiento cañero y el apoyo del Gobierno para consolidar la recuperación.

El titular enfatizó que se retomó el incremento de las cepas, detenido por la sequía del 2005, que provocó la caída en los rendimientos de 38 a 26 toneladas de caña por hectárea, como promedio.

De acuerdo con los estimados de junio de 2006, y comparado con igual período del año pasado, en los campos se ha registrado un aumento en un 25 por ciento de los cultivos de la caña. Los pronósticos son que se mantenga ese comportamiento y que en el período 2007-2008 se alcancen las 40 toneladas de caña por hectárea.

Lo anterior hace que la próxima zafra tenga menos incertidumbre cuando se inicie en enero próximo y muelan 51 de los 61 centrales que hoy tiene el MINAZ, durante los 88 días previstos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.