Presidente Fidel Castro obsequia cámara fotográfica a niño cubano humillado por empresa Nikon

Raysel Sosa muestra el obsequio. Lo rodean su madre y amigos. Foto: Calixto N. Llanes Raysel Sosa Rojas recibió en la noche de este miércoles una cámara fotográfica digital enviada por el Comandante en Jefe Fidel Castro Posición servil de la Nikon es criticada por miles de personas en el mundo Empresa japonesa Nikon humilla a niño cubano

Julieta García Ríos
julieta@juventudrebelde.cu
26 de Octubre del 2006 2:07:35 CDT

El niño Raysel Sosa Rojas recibió en la noche de este miércoles una cámara fotográfica digital enviada por el Comandante en Jefe Fidel Castro.

El obsequio fue entregado públicamente por el viceministro de Salud, Roberto González, en la propia escuela donde Raysel cursa el séptimo grado, la Secundaria Básica Olof Palme, del capitalino municipio de La Lisa.

Jorge González, líder del Taller Comunitario Coloreando mi Barrio, donde el niño cultiva su talento artístico, manifestó que hace cuatro meses habían sufrido juntos por el bochornoso incidente ocasionado por la empresa japonesa Nikon, al negarle a Raysel la cámara que le correspondía como premio del XV Concurso Internacional Infantil sobre Medio Ambiente.

«Hoy se ha hecho justicia y ha venido de manos del hombre más justo del mundo», expresó el profesor.

El niño, quien no salía de su asombro y tardó unos minutos en abrir el obsequio cuidadosamente envuelto en papel de regalo, dijo estar muy feliz por el regalo enviado por Fidel.

Confesó que le gustaría verlo cuando se recupere, darle un beso en la mejilla y agradecerle por ese tierno gesto.

Raysel todavía no ha reparado en las imágenes que atrapará el lente de su cámara, pero este día quedará para siempre en su memoria con el grato sabor de la solidaridad de los suyos, de sus compañeros de clases y vecinos, que minutos antes escuchaban atentos la detallada explicación que diera José Ramón Cabaña, funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores, sobre la agresiva política de Estados Unidos contra Cuba y el férreo bloqueo, que intentó privar de la felicidad a este pequeño cubano.

del autor

en esta sección