Brinda novedosos servicios Hospital Pediátrico camagüeyano

Seis modernas salas para los servicios de salud comenzaron a prestar servicios, sin que se detuviera la reconstrucción del centro hospitalario

Autor:

Juventud Rebelde

CAMAGÜEY.— El Hospital Pediátrico de esta ciudad, Eduardo Agramonte Piña, brinda nuevos servicios de salud, sin abandonar la capital obra constructiva que desde hace casi dos años se ejecuta en este importante centro.

Previo a la culminación de la primera etapa constructiva prestan servicios seis modernas salas: Hematología, Cardiología, Misceláneas (enfermedades diversas), Atención al Adolescente, Neurocirugía, además de la segunda sala de terapia intensiva, con perfil quirúrgico, que junto a la de Neurocirugía, atienden a pacientes desde Sancti Spíritus hasta Guantánamo.

Explicó el director del centro, Frank Varona Rodríguez, que estas nuevas salas, como el resto de los servicios que se han implementado a partir de la restauración, cumplen con regulaciones de seguridad biológicas y de gestión ambiental, en base a las normas internacionales ISO-9001 del año 2000.

Argumentó además el doctor Varona, que a partir de la apertura de la segunda sala de terapia intensiva, se amplían y perfeccionan procederes como el monitoreo neurointensivo del traumatismo craneoencefálico grave (valoración integral del funcionamiento cerebral que permite salvar la vida del niño) y el tratamiento de tumores sólidos intracraneales con anticuerpos monoclonales cubanos, que aseguran una supervivencia importante, modalidades desarrolladas desde hace varios años en esta prestigiosa institución.

Ejemplificó cómo también posibilita realizar futuras cirugías de columna vertebral, artroscopías (exploración de las articulaciones por cirugía de mínimo acceso),

abordaje quirúrgico de tumores de la base del cráneo, así como otras intervenciones avanzadas.

Estos logros son posibles gracias a la adquisición e implementación de un novedoso equipamiento recibido en pleno proceso de reparación, como los ventiladores mecánicos modelos Servo y Servo 300, los monitores cardiovasculares no invasivos, las bombas perfusoras, las cunas térmicas, los ultrasonidos portátiles y las incubadoras de última generación, que permiten salvar vidas y una mejor calidad en la atención al paciente.

La reparación del centro ha cumplido en esta primera etapa, con diez de los 12 objetivos propuestos. Sobresalen la cisterna de abasto de agua, con una capacidad de almacenaje para 72 horas; la red interna, con la construcción de una conductora de un kilómetro de extensión que permite un seguro abastecimiento, además de la lavandería, de tres aulas docentes para Salud y el MINED, de un banco de gases medicinales, de una casa de calderas, y la sustitución de la red hidrosanitaria.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.