La Revolución Energética no se detendrá

Continuaron ayer debates en las comisiones del Parlamento cubano

Autor:

De derecha a izquierda, Jaime Combret, vicepresidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, junto a Yadira García, ministra de la Industria Básica, Osvaldo Martínez, presidente de la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento, y Enrique Gómez Cabezas, miembro del Buró Nacional de la UJC a cargo del programa de Trabajadores Sociales, en el debate con los diputados. Foto: Juan Moreno

El 81 por ciento de los jóvenes cubanos que durante el 2006 fueron identificados como desvinculados del estudio y el trabajo recibieron plazas para estudiar u ofertas de empleo.

Así lo afirmó Maday Iglesias Pérez, miembro del Buró Nacional de la UJC, en los debates que este jueves sostuvo la Comisión de Atención a la Juventud, la Niñez y la Igualdad de Derechos de la Mujer, cuando abordó los avances y perspectivas de lo que se ha identificado como «búsqueda del eslabón perdido».

La mayoría de los desvinculados tiene entre 18 y 30 años, añadió la dirigente juvenil, y casi un 48 por ciento trabajaba cuando pasó a esta categoría. Ello nos exige mirar crítica e integralmente qué debilidades tiene la atención de los centros de trabajo a los jóvenes allí ubicados, acotó.

Un criterio sobresaliente entre quienes dejan de trabajar, recogido en entrevistas realizadas por trabajadores sociales, es la insatisfacción con tareas laborales calificadas de formales, que generalmente excluyen la superación y otras acciones de motivación consideradas por varios diputados como básicas para fortalecer la disciplina laboral.

Los censos arrojaron, además, que un número significativo de jóvenes se desvinculan en la enseñanza preuniversitaria. Solo podremos impedir que ese grupo crezca, puntualizó, si mejora la labor de los docentes y las organizaciones juveniles, y la atención de la familia a los casos de deserción escolar.

Maday Iglesias explicó que el 52,9 por ciento de los desvinculados jóvenes son mujeres. Solo el 55 por ciento ya tiene una ubicación, y por ello constituyen el grupo al que más atención debe brindarse en lo sucesivo.

Varios diputados cifraron en la integración de los actores sociales y la ruptura de esquemas las posibilidades de mejorar la prevención y reducir las causas que generan desvinculados. También se anunció que en el primer semestre de 2007 se realizarán talleres sobre empleo juvenil en todos los territorios.

ÚNICA ALTERNATIVA: LA REVOLUCIÓN ENERGÉTICA

«No podíamos seguir con los apagones, y la única alternativa era la Revolución Energética, que no se detendrá con el fin de 2006».

Así lo expresó este jueves Yadira García, ministra de la Industria Básica y miembro del Buró Político, al dialogar con los diputados de la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Anunció que el año 2007 continuará siendo de cambio y consolidación del enorme esfuerzo realizado por el país para evitar el derroche y lograr el ahorro de combustible.

Se sustituirán las viejas redes de distribución eléctrica, se instalarán bombas de agua más ahorradoras en los edificios familiares, se eliminarán las tendederas, y se hará la entrega de efectos electrodomésticos donde aún no se ha hecho.

«Ningún país del mundo ha realizado un trabajo masivo de tal magnitud. En esto hemos tenido un apoyo impresionante de la población. El próximo año se realizará también en el ámbito estatal», recalcó.

QUEDAN GRANDES RESERVAS DE CONCIENCIA

Los equipos electrodomésticos más ahorradores van llegando a los hogares cubanos.

Nelson Martínez, vicepresidente primero del Banco Central de Cuba, comentó que algunos núcleos familiares aún no han pagado las mensualidades o créditos correspondientes a los artículos electrodomésticos recibidos.

Esas personas han argumentado lentitud en los trámites de los centros de trabajo; falta de orientación sobre cómo efectuar el pago; haber recibido equipos defectuosos; olvido o descuido de la familia; no tener el dinero necesario; estar esperando recibir todos los equipos para pedir un crédito; la pérdida del documento de compromiso de pago; problemas de salud que les impiden ir a realizar tales gestiones y otras dificultades.

«Es una tarea muy compleja. Ya hemos otorgado más de dos millones de créditos, la cifra más alta por este concepto en toda la historia de Cuba», apuntó.

El Banco Nacional de Cuba ha desembolsado créditos por más de 4 000 millones de pesos para la adquisición de los diversos equipos entregados.

Las 51 sucursales del Banco Popular de Ahorro están tramitando la solicitud de créditos en menos de 72 horas y se han habilitado en Ciudad de La Habana, por ejemplo, más de 40 puntos para realizar este trámite bancario.

Por su parte, Enrique Gómez Cabezas, miembro del Buró Nacional de la UJC a cargo del programa de los Trabajadores Sociales, dijo que nadie en el país quedará desamparado, que existen reservas de conciencia y de comprensión aún por explotar.

Recalcó que ningún país del mundo ha cambiado, con participación popular y con solo unos papeles de por medio al inicio, más de un millón de refrigeradores en solo ocho meses.

«Los refrigeradores cambiados ahorran al país diariamente cientos de toneladas de combustible y en un año eso significa cientos de millones de dólares. Cada familia será atendida. Se hará un análisis justo, caso por caso. No se desconocerán las realidades concretas, pero es política del país insistir en que se pague lo recibido», dijo finalmente Enrique.

PASE DE REVISTA

La estimulación y atención a los trabajadores del sector educativo, normado por un documento conveniado desde el pasado noviembre entre el Ministerio de Educación y el Sindicato de Trabajadores de la Educación, la Ciencia y el Deporte, estuvo este jueves en el centro de los análisis de la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Eduardo Carbonel, con 38 años de experiencia en el magisterio y diputado por el municipio de Jesús Menéndez, de Las Tunas, reconoció que en este sentido se han visto avances, y se refirió al acceso a la atención oftalmológica de los educadores, pero propuso que se dieran facilidades para que estos «pudieran hacerse un chequeo médico una vez al año. «De lo contrario es imposible porque se empieza a trabajar desde muy temprano y se permanece hasta muy tarde en las escuelas».

Por su parte, Alejandra Hernández Leonard, parlamentaria por La Habana Vieja, se inquieta porque el convenio no es conocido por los trabajadores. «¿Cómo es posible que se conciba y los educadores no participen en su confección?», afirmó.

En otro momento de la jornada de ayer, Raisa Rodríguez González, quien atiende el frente de formación y universalización del programa de Trabajadores Sociales, dio a conocer a los diputados los resultados de la visita efectuada por estos a 623 sedes universitarias de 165 municipios.

La funcionaria informó que si bien es cierto que en el 2003 este fue un tema que generó muchas interrogantes, se ha avanzado con pasos seguros. «Sin embargo, quedan deficiencias: la bibliografía completa aún no está en las manos de los estudiantes; y no están todos los espacios que se requieren para que se desarrollen los encuentros presenciales y para los talleres de computación».

Asimismo, Raisa añadió que «faltan implementos deportivos para los estudiantes de Cultura Física; y las precarias condiciones en que se encuentran las bibliotecas municipales impiden que los alumnos puedan buscar información complementaria».

El científico Agustín Lage aseguró que las sedes han transformado la vida de los municipios, «es lo más importante que ha sucedido en este sentido desde la Campaña de Alfabetización, al punto de que se han convertido en centros que investigan las problemáticas de los territorios, estudian sus necesidades socioeconómicas, contribuyen a la superación de los cuadros, han establecido estrechos vínculos con las empresas... Son potencialidades que hemos ido descubriendo con el tiempo y que hay que explotar al máximo».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.