La Revolución no admite justificaciones

Autor:

Juventud Rebelde

Foto: Franklin Reyes El Octavo Período Ordinario de Sesiones de la VI Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular que tuvo lugar este viernes en el Palacio de las Convenciones de la capital, demostró con creces que la máxima dirección de la Revolución presta especial atención a las opiniones, quejas y preocupaciones de la población sobre asuntos tan sensibles como la situación del transporte, la vivienda y la alimentación.

En respuesta a varias de las intervenciones de los diputados el primer vicepresidente del Consejo de Estado, el compañero Raúl Castro, solicitó a un grupo de dirigentes del país precisiones sobre los temas puestos a debate.

Raúl, al referirse a la actitud de los cuadros, recordó el concepto de Revolución expresado por el Comandante en Jefe que sustenta entre otras cosas que «Revolución es no mentir jamás». Pidió «analizar las cosas como son y decirlas como son. Decir la verdad. Sin justificaciones, porque de ellas estamos cansados en esta Revolución».

Criticó que en algunos casos los informes son inexactos, contienen imprecisiones, datos enmascarados conscientes o inconscientemente, que confunden, que no dan una idea precisa de lo que se ha hecho y falta por hacer.

SITUACIÓN DEL TRANSPORTE

Al miembro del Buró Político y ministro del Transporte Jorge Luis Sierra le encargó el abordaje de la situación actual de este sector en el país, uno de los que más negativamente es percibido por la población, por el todavía existente deterioro del transporte de pasajeros.

Sierra señaló que ciertamente «el transporte siempre se asocia al pasaje, porque es lo que afecta directamente a la población, aunque la transportación de cargas también tiene una influencia indirecta, cuando falta un producto, cuando no se distribuye en tiempo la canasta básica».

La solución del problema —dijo— se asocia a una inversión, a la compra de equipos, porque lo existente hoy no es suficiente, de eso no hay dudas. Sin embargo, vamos a hacer un análisis integral.

Reconoció que hay un grupo de problemas subjetivos, que comienzan por deficiencias en la organización de la producción, de la actividad propiamente dicha, cuya solución no depende de que se tenga más equipos. «No tenemos un adecuado sistema de aseguramiento técnico para el mantenimiento de los equipos, y por indisciplinas se ha deteriorado el parque más allá de lo que pudiera haber causado la falta de dinero para la compra de piezas que también está deficiente. Hay ejemplos de lugares donde se han conservado mejor los ómnibus, por tanto este es un asunto a resolver».

La indisciplina de los trabajadores, funcionarios y cuadros del sector, que no se corrigen con firmeza, porque hay paternalismo, blandenguería, y que agravan problemas como los del robo de la recaudación por parte de conductores de ómnibus urbanos que no entregan el boletín, fue identificada por Sierra como una de las subjetividades pendientes de solución.

Y si alguien se lo exige, agregó, protestan; y muchas veces parte de la población que está en el ómnibus comparte un enfoque tan inadecuado e incorrecto como ese; también están los choferes que paran fuera de la parada y cobran por la izquierda, son cosas que irritan, o se produce la venta ilícita de pasajes.

El titular del Transporte también identificó la alta fluctuación laboral como un aspecto que limita a la hora de organizar mejor a las fuerzas. En la capital, precisó, se dispuso de un financiamiento para mejorar un poco el estado técnico, pero se dejan de dar 110 viajes diarios, por falta de choferes.

A ello le sumó que ha faltado atención a los trabajadores, y es responsabilidad de nosotros, reconoció. Tenemos que resolver los problemas que existen en cuanto a la alimentación, la ropa, el calzado, las herramientas y los medios de trabajo que se necesitan.

La desorganización también hace de las suyas. «Un compañero comparaba el transporte de la capital con un plato de espaguetis. No hay una forma mejor para ejemplificar la manera en que se comporta el transporte urbano de la capital, donde se sobreponen rutas que, si se organizaran un poco con lo que tenemos hoy, se pudieran mover a más cantidad de pasajeros».

Otras cosas que de acorralarse mejorarían la situación actual son las indisciplinas sociales, entre las que sobresalen las de los ciudadanos que agreden a los ómnibus. También hay un deterioro de la infraestructura, de los talleres, de los viales, cuyo aseguramiento financiero para los costos de explotación no hemos sido capaces de organizar de manera adecuada, apuntó.

En estos momentos se toma como ejemplo la forma en que se organizó la transportación de las cargas a partir de iniciarse la relación puerto-transporte-economía interna, aprovechando las experiencias que en este sentido aplican las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

No hay duda que estas deficiencias deben ser atendidas de manera integral, y para ello vamos a presentarle al Gobierno las propuestas correspondientes, explicó. Porque, por ejemplo, si se compran 5 000 ómnibus, en breve tiempo se deterioran, se rompen, o no se pueden garantizar en el terreno porque no tenemos la infraestructura creada para ello.

El miembro del Buró Político anunció que en julio de 2007 comenzarán a llegar 200 ómnibus articulados chinos, 50 Mercedes Benz comprados de segunda mano y 344 ómnibus para transporte escolar —aunque son del modelo intermunicipal.

Por tanto el año próximo se producirán mejoras graduales del transporte de pasajeros, como resultado de la solución de los problemas objetivos, y el inicio de las inversiones que se manifestarán con mayor fuerza en el 2008.

Como resultado de la implementación de los programas de la Batalla de Ideas, de la Revolución Energética y de la Vivienda, se requiere de una transportación superior de cargas. Con relación a la zona rural, precisó que se van a comprar más de 200 camiones de doble propósito, es decir de personal y de carga.

Mientras en el ferrocarril, la primera tarea es recuperar las locomotoras rusas y comprar algunas en China. Entretanto, hay que reparar las vías, actividad que comenzará en el 2007, para poder iniciar en el 2008 las inversiones en esta rama.

Hay 300 puentes que necesitan reparación, y por ahí comenzará la rehabilitación de la infraestructura vial. Si sumamos la automotor y la ferroviaria requeriría de más de 1 000 millones de dólares.

Otro de los asuntos abordados por el Ministro del Transporte fue el precio del pasaje. «Es algo de lo más discutido y hay varias razones por las cuales se subió, entre ellas, los altos precios del combustible y los costos de la inversión y explotación del vehículo».

Se partió del principio de no abrir nuevas rutas. Hoy el país tiene 109 rutas, y en 50 se aplicaron los nuevos precios que cubren el 80 por ciento del costo, es decir se sigue subvencionando por el Estado un 20 por ciento.

«Hasta la fecha, los viajes realizados son el 190 por ciento de los que se daban antes, y se ha duplicado la transportación de pasajeros. La conclusión es que el precio no ha regulado la demanda, aún cuando es cierto que para determinados sectores son precios altos.

«¿La política correcta sería bajar los precios? No, ese no debe ser el camino, sino atender de forma diferenciada a los que lo necesiten. La decisión de asegurarles dos pases al año a los estudiantes de los centros universitarios nacionales, así como el pago del 50 por ciento del pasaje en los ómnibus de la Empresa ASTRO es un ejemplo de lo que se puede hacer».

Al término de la intervención del Ministro del Transporte, Raúl comentó que el sector enfrenta el deterioro acumulado de muchos años, su recuperación requerirá de muchos recursos y de mucho tiempo. Hay que aplicar la disciplina rigurosa indispensable, sino no caminará nada.

AMPLÍA PARTICIPACIÓN POPULAR EN LA VIVIENDA

«Los resultados del programa en el 2006 son positivos, alentadores, son un importante avance de la Revolución. Se han concluido unas 110 000 viviendas, la cifra exacta estará el 31 de diciembre. El año que más se hizo fueron 57 000, y lo que se ha estado edificando oscila entre 35 000 y 40 000 viviendas por año».

Eso dijo el diputado Carlos Lage Dávila, secretario del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, tras la petición de Raúl de puntualizar algunos aspectos del plan de construcción y rehabilitación de viviendas del corriente y el del año próximo.

Ese resultado se alcanza, abundó, en el mismo período en que se ha concluido un importante proceso de inversión en la industria de materiales de la construcción. Se han reparado, modernizado o ampliado 57 líneas de producción, una inversión que se hizo por 55 millones de dólares en el 2005, a lo cual hay que sumarle 10 millones de dólares para la producción de madera, y en esto no cuentan los recursos que se han invertido en transporte de materiales de construcción, cemento y otros.

En general, hoy se disponen de materiales de construcción de más calidad. Se tomaron decisiones como, por ejemplo, la de que ninguna nueva vivienda se levantara con techo de asbesto cemento. La idea es que las nuevas viviendas sean con techo de placa, o de zinc, apuntó.

Sobre la selección de los destinatarios de las viviendas, Lage reiteró que se aplicaron dos principios: en asambleas de trabajadores o en asambleas de circunscripción.

En el 2007 se terminarán 70 000 viviendas, a las cuales se dedicará una cifra semejante de recursos materiales. Tendrán mayor prioridad las que se comenzaron en el 2006. Se plantea que 40 000 sean del fondo avanzado para darle mayor prioridad a las afectadas por ciclones, a la de los trabajadores seleccionados en los centros de trabajo y de los médicos.

En el caso de la rehabilitación, el también Vicepresidente del Consejo de Estado indicó que este año se repararon o conservaron por el Estado 98 000 viviendas, y en el 2007 serán 150 000.

Respondiendo a una inquietud de los diputados que expresaron insatisfacción por los resultados en este campo, Lage coincidió en la idea de que se reparen más inmuebles.

Reiteró el principio de que las viviendas se asignan únicamente en asamblea de trabajadores o en las comisiones de circunscripción, excepto algunas que puedan autorizar los consejos de la administración por interés del desarrollo económico y social del territorio, sobre todo para casos sociales. Igualmente ratificó que este es un plan masivo que requiere de una gran participación popular.

LA ALIMENTACIÓN: UNA PRIORIDAD

Aunque el informe sobre los resultados económicos y sociales alcanzados en el 2006 da cuenta del crecimiento en un 13 por ciento de la producción de huevos, alrededor de un 40 en la carne de cerdo, la acuicultura, el café, el arroz y el tabaco, no se logra crecer en lo que va directamente a la placita, en lo que va al mercado estatal, y en lo que el pueblo necesita, que son las viandas, las hortalizas y los granos, señaló María del Carmen Pérez, ministra de la Agricultura en funciones.

Reconoció que aunque en el corriente no hubo ciclones ni sequía, los daños ocasionados por estos en períodos anteriores estaban latentes. «Hay pérdidas acumuladas de más de dos años por el huracán y la sequía que representan un monto de 515 millones de pesos no financiadas todavía. A esto se suma que no se fue todo lo eficiente en el año en curso y como resultado las pérdidas son mayores que lo planificado. Hay empresas descapitalizadas, cuya situación estamos analizando una por una.

«También estamos discutiendo con los ministerios de Finanzas y Precios y de Trabajo y Seguridad Social, qué hacer con las fincas estatales, con el salario para estos productores. Estamos obligados —expresó— a resolver los problemas productivos para abastecer de manera estable los mercados, y solucionar las deficiencias del sector, de falta de productividad y disciplina. Los precios están condicionados a la oferta».

La Ministra reconoció que los trabajadores del sector laboran en condiciones difíciles. Tras reconocer las difíciles condiciones de la Agricultura, generadas por las distorsiones que provocó el período especial, Raúl se preocupó por el impago a los campesinos.

Al respecto, solicitó a la propia Ministra, a Lage y a Francisco Soberón, ministro-presidente del Banco Central de Cuba, que realicen un informe detallado de la situación que será presentado al Parlamento en su próximo encuentro.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.