Asamblea de jóvenes discute insuficiencias en Planta Mecánica

Autor:

Nelson García Santos

SANTA CLARA.— «En la fábrica que fundó el Che, es inadmisible que el comité de base de la UJC no figure entre los mejores». La palabra bochorno, utilizada para calificar esa situación, subió la sangre a los rostros y los jóvenes se sobrecogieron en los asientos, como intentando desaparecer del escenario.

El trance amargo fue el prólogo exacto para ir al fondo de porqué la organización de base en la villaclareña Planta Mecánica muestra en los últimos tiempos un aval disminuido, a tal extremo que estuvo al margen de los propios problemas de su entorno laboral.

La vergüenza les brotó incontenible a los delegados de la reunión, cuando se invocó al Che para advertir que para brillar, allí existe ese incentivo adicional de que él forjó la industria. Y tras un perceptible momento de estremecimiento, de silencio en el que cada cual razonó para sí, la voz de Joe Alexánder Alonso, trabajador de la fundición, suavizó la tensión y trajo de vuelta el debate.

«En realidad la UJC estuvo desatendida. Solo se acordaban de nosotros para convocarnos a los actos, las reuniones y al pago de la cotización».

De inmediato hubo coincidencia con su razonamiento, que situó como la causa esencial del problema la inestabilidad en la dirección del comité de base, específicamente repetidos cambios, por un motivo u otro, del secretario de la organización.

Sobre ese último aspecto hubo polémica porque, como dijo un delegado, la UJC no puede depender de un solo cuadro. Al final estuvieron de acuerdo que esta era una gran verdad y que, obviamente, las deficiencias eran responsabilidad de todos los compañeros que tenían cargos, sin exonerar, incluso, a los mismos militantes.

Esclarecedora resultó la intervención de William Fernández, miembro del Buró de la UJC en el municipio de Santa Clara, en el sentido de que a la organización no le van a dar el protagonismo, sino que la militancia, con disciplina y exigencia, tiene que ganárselo.

En definitiva, la inestabilidad y el mal funcionamiento ocurren como consecuencia de fallas en el sistema de atención desde la fábrica hasta instancias superiores.

Otra de las preocupaciones, más allá de las fronteras de su industria, fue que los integrantes de la plantilla de Planta Mecánica están envejeciendo, a pesar de existir plazas para obreros calificados, jóvenes técnicos y profesionales.

Ocurre que los graduados que llegan del politécnico, a los pocos meses de trabajar allí marchan a cumplir su servicio militar y luego que lo terminan, por lo general nunca regresan.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.