Cuba en el vórtice del cambio climático

Expertos cubanos estudian cómo afectaría al país el cambio climático y sugieren medidas para prevenir posibles catástrofes

Autor:

Juventud Rebelde

Foto: Raúl Abreu Cuba no está ajena al cambio climático a nivel mundial, y los expertos, además de estudiar cómo y en qué ámbitos afectaría esta situación al archipiélago nacional, también sugieren medidas, contempladas muchas en la Estrategia Ambiental Nacional (2005-2010), para minimizar en la medida de lo posible el impacto humano sobre su entorno y prevenir posibles catástrofes.

Trazar y hacer cumplir los lineamientos para la gestión de los recursos naturales en aras de un desarrollo económico y social sostenible en las condiciones cubanas, así como evaluar los riesgos de situaciones como intensas sequías y aumento de la actividad ciclónica y de tormentas, está en la mira de los especialistas cubanos de diversas instituciones que estudian el tema.

Además, como parte de las acciones que realiza Cuba para enfrentar los nuevos escenarios de cambio climático, está la participación en diferentes talleres encaminados a formar capacidades en los países del área para la evaluación de la vulnerabilidad al cambio y el desarrollo de estrategias de adaptación.

Estas acciones incluyen la realización de eventos regionales en Belice, Jamaica y Cuba durante el pasado año, así como entrenamientos sobre el uso de modelos biofísicos en los estudios de impacto del cambio climático sobre la agricultura.

La cita científica permitió a los participantes obtener la capacidad de utilizar tecnologías de avanzada en la estimación de los impactos del cambio climático sobre la producción agrícola.

Estos eventos son resultado de los esfuerzos de colaboración conjunta entre el Centro Comunitario del Caribe para el Cambio Climático (CCCCC), en Belmopan, Belice, y el Instituto Cubano de Meteorología.

Según Roger Rivero Vega, especialista cubano en evaluación de impactos del cambio climático, lo hecho hasta aquí forma parte del trabajo continuado por elevar las capacidades y el estado de preparación de los países caribeños para enfrentar eventos meteorológicos extremos, tales como sequías, huracanes e inundaciones asociadas con intensos eventos de precipitación y la subida del nivel medio del mar en todo el globo.

La participación de Cuba en estos talleres de entrenamiento muestra el nivel científico alcanzado por el país en todos los aspectos relacionados con el cambio climático y la adaptación al mismo, para disminuir sus efectos negativos, así como la permanente preocupación en colaborar con estudios y aplicaciones con naciones aledañas, en un problema que es de todos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.