Una generación multiplicada

Raúl, Faure Chomón y el presidente de la FEU, Carlos Lage Codorniú, representan la unidad de las diferentes etapas históricas de nuestra Revolución. Foto: Franklin Reyes Entregó el General de Ejército Raúl Castro, Segundo Secretario del Partido Comunista de Cuba, el Sello Conmemorativo aniversario 50 del 13 de Marzo y 85 de la Federación Estudiantil Universitaria, a 12 sobrevivientes de esa acción

Autor:

Juventud Rebelde

Hoy podemos mostrarle a José Antonio y sus compañeros de hazañas una patria. Ese es el mejor tributo para quienes se sacrificaron para alcanzarla, afirmó Ricardo Alarcón, miembro del Buró Político del Partido, al intervenir en el acto central por el aniversario 50 del Asalto al Palacio Presidencial.

«Tenemos hoy la universidad que ellos soñaron, en todos los lugares de nuestro país, y con ella la FEU, que no es ya para la vanguardia de los jóvenes, sino para todo el pueblo.

«Fue largo, difícil y duro el camino de los que siguieron el ejemplo de José Antonio. Ya no son un puñado de héroes los que luchan, son muchos más. Aquella generación se ha multiplicado en otras generaciones».

El General de Ejército Raúl Castro, quien presidió el acto, entregó el Sello Conmemorativo aniversario 50 del 13 de Marzo y 85 de la FEU, a 12 sobrevivientes de esas acciones.

Esa distinción la otorga el Secretariado Nacional de la FEU a propuesta de los delegados al VII Congreso de esa organización. En la magna cita estudiantil fue concedida a Fidel y Raúl.

«Para que José Antonio viva, y sus sueños vivan, tiene que existir la Revolución Cubana», afirmó Carlos Lage Codorniú, presidente nacional de la FEU.

El dirigente estudiantil dijo que aquellos jóvenes que asaltaron hace 50 años el Palacio Presidencial eran iguales a los jóvenes de hoy. Tenían amigos, amores, querían alcanzar una profesión. Sin embargo pusieron más allá de sus proyectos de vida el deseo de alcanzar una patria nueva.

En el acto se encontraban presentes Carlos Lage Dávila, secretario del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros; Lázara Mercedes López Acea, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido; Julio Martínez, primer secretario de la UJC; miembros del Directorio 13 de Marzo, estudiantes universitarios de hoy, así como familiares de los caídos en aquella gesta y de nuestros cinco héroes prisioneros en cárceles del imperio.

HOMENAJE CARDENENSE

En Cárdenas, ciudad natal de José Antonio Echeverría, se efectuó la tradicional peregrinación desde la Casa Natal hasta el panteón que guarda sus restos.

El homenaje incluyó la inauguración de la Muestra del Mes titulada Un peregrinar hacia el presente, en el museo Casa Natal, la cual recoge tres conjuntos fotográficos relacionados con las patrióticas marchas, desde «la primera conmemoración después de la libertad», como dijera Fidel el 13 de marzo de 1959.

Juan Nuiry, compañero de lucha del líder estudiantil, rememoró en el acto político la impronta que dejó a las nuevas generaciones José Antonio con su Testamento Político, al tiempo que resaltó la valentía de aquel grupo de jóvenes encabezados por Echeverría.

El acto estuvo presidido por Yadira García, miembro del Buró Político; Pedro Betancourt, primer secretario del Partido en Matanzas; Julio Martínez, primer secretario de la UJC; Carlos Lage Codorniú, presidente nacional de la FEU, combatientes de aquella gesta y Juan Miguel González —padre de Elián— y su familia.

Ante la tumba de José Antonio fueron colocadas las ofrendas florales del Comandante en Jefe Fidel Castro, así como otras a nombre del Consejo de Estado, de Ministros, de los arquitectos e ingenieros, y del pueblo cubano.

HOMENAJE A LOS MÁRTIRES

«Revolución es solidaridad», afirmó este martes Carlos Figueredo Rosales, combatiente del Directorio Revolucionario, en un acto tributo a los mártires del 13 de Marzo celebrado donde reposan los restos de los caídos en el Cementerio de Colón.

Carlos ilustró su afirmación con dos anécdotas de los protagonistas de esas acciones realizadas hace cincuenta años. Instantes después de ser neutralizados el ataque al Palacio Presidencial y la toma de Radio Reloj, Faure Chomón, malherido, burló el cerco batistiano formado en los alrededores de la Universidad de La Habana para avisar a sus compañeros atrincherados que era inútil la resistencia.

En otro punto de la capital, José Machado, luego de evadir el tiroteo de las fuerzas enemigas que defendían el Palacio Presidencial volvía al peligro en busca de su inseparable compañero Juan Pedro Carbó, quien había quedado atrapado en la madriguera del tirano, «porque una ráfaga lo había herido arrebatándole el arma y los espejuelos sin los cuales casi no podía ver. Machadito entró a Palacio y sacó a su entrañable compañero».

El combatiente del Directorio contó estas historias ante algunos de los sobrevivientes de esas acciones, de estudiantes universitarios y de jóvenes familiares de los cinco cubanos antiterroristas.

A la juventud de hoy dijo: «Así eran ellos, y así lo serán ustedes si tuviesen que combatir contra el enemigo que nos acecha».

Muy temprano en la mañana la cita fue en la tarja que recuerda el lugar donde cayó en combate José Antonio Echeverría, a un costado de la Universidad de La Habana.

Fueron colocadas varias ofrendas florales, y se realizó una guardia de honor compuesta por estudiantes universitarios y miembros de la Policía Nacional Revolucionaria, unidos para rendir homenaje al eterno presidente de la FEU.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.