Esperan jóvenes cubanos un nuevo aniversario de la UJC

No fue esta una jornada solo para la música, la poesía y la danza. La pasada fue una noche de reafirmación de principios y de compromisos

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Van Van, junto a Paulito FG, brindó lo mejor de su música para los jóvenes cubanos. Foto: Calixto N. Llanes Abril ha vuelto, como dice la afamada pieza del cantautor Amaury Pérez Vidal, con nuevo traje y nuevo lazo, con la luz más clara. No podía ser de otro modo cuando fue el cuarto mes del año el escogido para fundar, hace hoy cuatro décadas y media, la Unión de Jóvenes Comunistas, menor, exactamente en un año, que la Organización de Pioneros José Martí. Y ya sabemos que los aniversarios cerrados se celebran por todo lo alto. Por eso fueron esperados ambos onomásticos la víspera no solo en Ciudad de La Habana, sino a lo largo y ancho del país.

En la capital tenía que ser la Tribuna Antiimperialista José Martí, con sus decenas de banderas cubanas ondeando orgullosas, el espacio para celebrar, el mismo lugar donde se han librado tantas batallas, se ha acusado al imperialismo y se han cantado las victorias. Allí, con Julio Martínez, primer secretario del Comité Nacional de la UJC, y otros dirigentes juveniles y estudiantiles, se reunieron miles de jóvenes que evidenciaron su apego a la UJC y a la OPJM, mientras bailaban al compás de los Van Van, y Paulo FG y su Élite. Fue esta última agrupación la que improvisó un cubanísimo «mucha felicididad» que resonó en todo el litoral habanero.

En nombre de los artistas, Mayito Rivera, una de las voces líderes de la tropa que dirige el maestro Juan Formell, aseguró la gran satisfacción de poder brindar lo mejor de la cultura «a quienes se empeñan en estar en la vanguardia con la alegría de ser más cubanos. Sepan que siempre encontraremos en ustedes una fuente de inspiración, pues es la juventud la que impulsa, la que nos invita cada día a continuar, a abrir nuevos senderos, a descubrir y crear».

Mas, el resto del territorio nacional ha estado también de fiesta. Y no ha sido esta una jornada solo para la música, la poesía y la danza. La pasada fue una noche de reafirmación de principios y de compromisos.

En Pinar del Río, los muchachos de Buena Fe provocaron una vez más que el público coreara varios temas de sus cuatro producciones discográficas: Presagios, Corazonero, Déjame entrar y Arsenal, en tanto que algunos de los protagonistas del IV Festival de Música Fusión Piña Colada en Ciego de Ávila se unieron al saludo: Arnaldo y su Talismán, David Álvarez y Juego de Manos, y Aceituna sin Hueso. En Cienfuegos la gala estuvo a cargo de Tecnocaribe.

Por su parte, en el oriente se realizaron varios conciertos por los mismos motivos: Haila y Cándido Fabré actuaron en Holguín; Mayohuacán y la Original de Manzanillo lo hicieron en Granma; y Sur Caribe y Los Karachi alegraron a los habitantes de Santiago de Cuba.

Pero no se detienen aquí las actividades por tan importantes efemérides. Esta noche (8:00 p.m.) José Luis Cortés y NG la Banda, creada también un 4 de abril, estarán en el Salón Rosado de la Tropical, acompañados de agrupaciones tan populares como Van Van, Bamboleo, Manolito Simonet y su Trabuco, Adalberto Álvarez y su Son, Charanga Habanera, Clave y Guaguancó y Eddy K.

Como si fuera poco, el Ballet Nacional de Cuba, bajo la dirección de Alicia Alonso, así como el Consejo Nacional de las Artes Escénicas, dedicarán la función de este viernes (6:00 p.m.) a las dos organizaciones. Este espectáculo de La magia de la danza estará centrado por bailarines de la talla de Viengsay Valdés, Anette Delgado, Hayna Gutiérrez, Víctor Gilí, Sadaise Arencibia, Miguelángel Blanco, Elier Bourzac, Javier Torres y Taras Domitro.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.