Paga EE.UU. a cómplices en su obcecada guerra anticubana

En comentario titulado: Para agradar al Imperio, el diario Granma indica que la política de EE.UU. hacia Cuba está sujeta a obcecaciones cada vez más distantes de la objetividad

Autor:

Juventud Rebelde

Luego de casi medio siglo de hostilidad manifiesta, Washington sigue obsesionado con la idea de derrotar a la Revolución cubana y no encuentra más cómplices que a los que paga, revela hoy el periódico Granma, según reporta la AIN.

En comentario titulado: Para agradar al Imperio, el diario indica que la política de EE.UU. hacia Cuba está sujeta a obcecaciones cada vez más distantes de la objetividad, como se ha visto con el Plan Bush.

Agrega que han llegado a distorsionar de tal manera la verdad que hasta la comunidad de inteligencia estadounidense se confiesa maniatada por un ambiente político que premia solo a quienes dicen al gobierno lo que este quiere oír sobre la realidad cubana.

Recuerda que el gobierno de EE.UU., desde hace 48 años, invierte cuantiosos recursos en una guerra virtual contra la Revolución cubana, a fin de evitar que el ejemplo independentista de la Isla se extienda por América Latina en detrimento de su dominio neocolonial. Este esfuerzo de Goliat contra David incluso se intensificó al término de la guerra fría.

Granma comenta que la mayor parte de los fondos gubernamentales asignados a los programas contrarrevolucionarios se distribuye por medio de contratos sin subasta, que van a parar a la industria anticubana que prospera en Miami, Washington, Madrid, Europa oriental y algunas capitales de América Latina, mientras una pequeña parte sirve para remunerar en Cuba a sus llamados "disidentes" locales.

El rotativo señala que en la actualidad, EE.UU. dedica cada año no menos de 35 millones de dólares, aportados por los contribuyentes de ese país, para atacar a Cuba en el terreno de la información, al margen del bloqueo económico, las agresiones terroristas encubiertas y las amenazas militares que obligan al pequeño país del Tercer Mundo a destinar buena parte de sus escasos recursos a la defensa de su soberanía.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.