Visita La Habana buque-escuela de la armada uruguaya

El Comandante del buque hizo visitas de cortesía al vicealmirante Pedro Pérez Betancourt, jefe de la Marina de Guerra Revolucionaria

Autor:

Juventud Rebelde

Foto: Roberto Suárez «Es la primera vez, después de 1959, que viene a Cuba una nave de guerra de mi patria. Es un placer, un honor y un privilegio estar en esta ciudad de tanta historia y en este país de tanta gloria».

Lo dijo a la prensa este miércoles, en la cubierta del buque-escuela Capitán Miranda, de la Armada de la República Oriental del Uruguay, su comandante, el capitán de navío Julio Bronsoni García.

El visitante estaba acompañado por el también capitán de navío Pedro Román Cisneros, de la Marina de Guerra Revolucionaria, y por Jorge Mazzarovich, embajador de esa nación sudamericana en Cuba, los primeros en darle la bienvenida y abordar el buque uruguayo en el puerto de La Habana, a las nueve de la mañana, luego de escuchar los himnos de las dos naciones, interpretados por la Banda de Música del Estado Mayor General de las FAR.

Otros buques de guerra de esa nación que visitaron la Isla fueron: el 19 de agosto de 1918, el crucero Montevideo; el primero de noviembre de 1919, el crucero Uruguay; y el 11de junio de 1944, el destructor Maldonado B-1.

Cuando entraba al puerto habanero, desde este velero —de 60,4 metros de eslora (largo), ocho metros de manga (ancho), y 720 toneladas de desplazamiento, uno de los más grandes en activo— se dispararon 21 salvas de artillería en saludo a la nación cubana. En reciprocidad, se escuchó igual número de salvas de bienvenida provenientes de la Fortaleza San Carlos de La Cabaña, hermosa tradición internacional.

El Comandante del buque hizo visitas de cortesía al vicealmirante Pedro Pérez Betancourt, jefe de la Marina de Guerra Revolucionaria, quien se interesó por la travesía y por el programa de actividades que cumplirán los marinos uruguayos en la capital hasta el próximo día 28. Después visitó al presidente del Gobierno en Ciudad de La Habana, Juan Contino Aslán, con quien conversó acerca de su vigesimosexto viaje de instrucción.

El nombre del buque rinde homenaje al capitán de navío Francisco Prudencio Miranda (1869-1925), prominente marino uruguayo, hidrógrafo, historiador, profesor y escritor. Esta nave fue construida en 1930 en los astilleros españoles de Matagorda, en el puerto real de Cádiz. Fue transformado en buque-escuela, y asumió su nuevo rol en octubre de 1978.

Para este viaje zarpó el 9 de abril de Montevideo, estuvo en Fortaleza, Brasil, del 23 al 26 de ese mes, y pasó a Venezuela, en Isla Margarita (del 5 al 8 de mayo); La Guaira (del 9 al 11) —lugar en el que lo abordó el presidente Hugo Chávez—; y en Maracaibo (del 13 al 16). De allí partió hacia Cuba.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.