Continúan Asambleas de Balance de jóvenes comunistas en municipios cubanos - Cuba

Continúan Asambleas de Balance de jóvenes comunistas en municipios cubanos

En Amancio, en la oriental provincia de Las Tunas, los debates se centraron en la formación de valores

Autor:

Juan Morales Agüero

AMANCIO, Las Tunas.— Me gustó la reunión de los jóvenes comunistas de este municipio tunero. Y cuando digo me gustó no fue por el decorado con flores ni por las iniciativas para hacerla más amena, sino porque sus participantes llamaron a las cosas por su nombre.

El tema de la formación de valores, tan en boga últimamente, eludió los caminos trillados y se concentró en lo que ocurre en la realidad: hay que trabajar, pero a partir del ejemplo, no de la teoría. La práctica continúa siendo el criterio de la verdad.

Un delegado puso la primera papa caliente sobre el tapete: «Algunos jóvenes se niegan a ser militantes de la UJC, y otros que ya lo son han entregado su carné». ¿Acaso no se relaciona esto con la formación de valores? Definitivamente, sí. Clásico fenómeno causa-efecto.

Ernesto Rodríguez, funcionario del Comité Nacional, abundó sobre el asunto, y conjeturó acerca de la posibilidad de que la actitud de esos jóvenes se deba a que no ven en el comité de base un paradigma. «Tal vez la culpa no sea solamente de ellos», dijo. En algunas organizaciones de base escasea la lógica correspondencia entre prédica y práctica. También se dan formalidades y burocracia. En semejantes circunstancias es muy difícil captar y retener gente buena. ¡Es un asunto de valores!

Un caso común: llega el Domingo de la Defensa y al militante solo le preguntan: «¿Dónde estás registrado?» Y luego: «¿Participaste?». Pocos comprueban la información o se preocupan por el resultado. Si esto no es falta del valor «responsabilidad,» ¿entonces qué es?

Walter del Monte, miembro del Buró Provincial del Partido, hizo una intervención medular al respecto: «No queremos una juventud que repita discursos, sino que razone». Y se refirió al valor del ejemplo en estos tiempos. «La laboriosidad se forma trabajando más y la honestidad desterrando la mentira».

También objeto de debate en el terreno de los valores fue el tema del patriotismo. Alfonso, un dirigente juvenil de base, se lamentó de que en ocasiones se captan muchachitas en los primeros años para el Servicio Militar Femenino, y cuando llegan al duodécimo grado se arrepienten.

«En eso tenemos cierta responsabilidad —aseguró. Porque a veces pensamos que todo es cuestión de firma aquí el compromiso y ya. El patriotismo se forma a partir de convicciones, no de consignas. A las candidatas debemos llevarlas a unidades militares, para que aprecien cómo viven y cumplen su deber las jóvenes acogidas a ese plan. Y propiciarles encuentros con ex combatientes, mujeres militares...».

En fin, la asamblea de balance de la UJC en el municipio tunero de Amancio me gustó precisamente por eso: porque no se anduvo por las ramas en los análisis acerca de los valores y porque se identificó con algo que dijo en las conclusiones Julio César Fernández, primer secretario del Partido en el territorio: «No se puede construir el socialismo sin valores, pero nadie puede promoverlos si no los tiene».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.