Reconocen aporte de Fidel a la enfermería

Fue clausurado este viernes el XII Congreso de la Sociedad Cubana de Enfermería y el I Simposio Cubano de Cuidados Paliativos

Autor:

Juventud Rebelde

Ubisnel Pérez Proenza, a la derecha, joven nacido en Birán, la tierra natal de Fidel, entregó el reconocimiento al viceministro de Asistencia Médica del MINSAP, Joaquín García. Foto: Roberto Morejón.

Un diploma de reconocimiento por el rol desempeñado en la formación en Cuba del personal de Enfermería fue enviado al Comandante en Jefe Fidel Castro por los 500 delegados e invitados al XII Congreso de la Sociedad Cubana de Enfermería y el I Simposio Cubano de Cuidados Paliativos, clausurado este viernes, luego de cinco días de sesiones en el Palacio de las Convenciones, en Ciudad de La Habana.

El documento, colocado en un cuadro, se lo entregó al viceministro de Asistencia Médica del MINSAP, Joaquín García Salabarría, para que lo hiciera llegar al Jefe de la Revolución, el joven enfermero Ubisnel Pérez Proenza, nacido también donde naciera Fidel, en Birán, actual provincia de Holguín.

«Si naciste en el hospital de Marcané, hace 29 años, como me dicen aquí, entonces yo fui quien te recibió como obstetra, porque en esa época era yo el único que había allí», comentó sonriente el Viceministro, quien hiciera la clausura de ambos eventos.

En la sesión final en plenaria fueron presentados los integrantes de la Junta Nacional de Gobierno de la Sociedad Cubana de Enfermería, encabezada por Jovita Páez Armenteros, reelegida como presidenta.

El doctor García Salabarría evocó la reflexión de Fidel en 1962 de que las escuelas de Enfermería estaban olvidadas, cuando constituyen una parte importante del trabajo de atención médica.

«En 1959 había en Cuba 828 enfermeras en todo el país, mientras hoy solamente prestando ayuda internacionalista hay 1 686, la diferencia de lo que ha logrado la Revolución en estos años», recalcó el Viceministro.

Elogió el esfuerzo que actualmente realiza el personal de Enfermería en toda la nación, con énfasis en la responsabilidad de las jefas de sala, y calificó a la salud pública cubana como la realizadora de un proceso revolucionador y de perfeccionamiento e incremento sostenido de la calidad de vida del pueblo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.