La ejemplaridad juvenil es cosa de todos los días

Los jóvenes militantes del municipio Mella, en Santiago de Cuba debatieron sobre la constancia que debe caracterizar a la UJC

Autor:

Juventud Rebelde

MELLA, Santiago de Cuba.— Solo el trabajo de todos los días, con la constancia de la gota de agua horadando la piedra, es capaz de dar a luz jóvenes que sean ejemplo de disciplina, consagración al trabajo y virtud.

Tales ideas, que para algunos pueden parecer verdades de Perogrullo, definen hoy el trabajo de la Unión de Jóvenes Comunistas.

Tal y como lo evidenció la asamblea de balance en el municipio de Julio Antonio Mella, en el día a día de muchas estructuras juveniles la claridad en torno a tales preceptos se reduce solo al momento de la reunión ordinaria.

Por esas razones, y como ilustró más de un delegado, existen todavía en aulas, barrios y centros de trabajo jóvenes alejados de valores como la laboriosidad, la responsabilidad o el humanismo que defendemos, y son muchas las reservas que quedan sin explotar en el camino del cumplimiento de la misión de la UJC como formadora de las nuevas generaciones.

El delegado Marcos Andrés Glacial, estudiante del instituto preuniversitario en el campo Tania la Guerrillera, retrataba esta realidad. «En nuestro comité de base aún se discute con poca profundidad en torno al tema de los valores; es necesario realizar debates, conversatorios, jornadas productivas..., con el objetivo de aglutinar tanto al universo juvenil como a nuestros militantes, y así poder nutrirnos de estos valores tan importantes».

La enfermera Merlin Cruz extendía su mirada inconforme, al exponer lo que definió como «lagunas en el funcionamiento», e ilustraba con el ejemplo de aquellos secretarios generales que al pedírseles su disposición para integrar la reserva de cuadros de la organización, dicen que no, aduciendo cualquier pretexto o anteponiendo su realización profesional.

Las fisuras habitan también, como precisaron otros delegados, en el mal trabajo de un comité de base que provoca la pérdida de jóvenes, porque les reduce sus tareas a la monotonía o la rutina, o en aquellos militantes que al llegar a la edad límite argumentan problemas personales o falta de condiciones para no ingresar al Partido; o lo que es peor, son rechazados por la masa de trabajadores de sus centros.

«Nos falta acción, trabajo diferenciado con los militantes y quehacer profundo y sistemático», dijo Raisa Fernández, del comité de base del hospital de este municipio.

Impuesto de las esencias, Luis Daniel Rodríguez Martínez, primer secretario del Partido en el territorio, instó a la organización a convertirse en centro de las actividades dirigidas a los jóvenes, a ponerle el sello de su generación al trabajo de la vanguardia, planificando actividades concretas que refuercen la parte ideológica, y siendo ejemplo de protagonismo y participación entusiasta y creativa.

Ernesto Matute, funcionario del Comité Provincial del Partido, señaló problemas que aún lastran la calidad del funcionamiento de la UJC y exhortó a incorporar al funcionamiento cuestiones estratégicas como la de dar prioridad al aporte económico de cada uno de los sectores, el ahorro energético, el enfrentamiento al delito y las ilegalidades o la instrumentación de las nuevas resoluciones 187 y 188 para el fortalecimiento de la disciplina laboral entre los trabajadores, como maneras de garantizar la irreversibilidad de la Revolución.

El integrante del Buró Nacional de la UJC, Rolando Yero, reforzó estas reflexiones. «No podemos ser militantes de reunión ordinaria en reunión ordinaria.

«Cuando se habla de estos temas lo más fácil es convertirlos en un punto del orden del día en la reunión ordinaria, pero eso es solo un momento y no logra aún lo que queremos. El trabajo cotidiano, sistemático, de todos los días, es el que hace al militante, el que hace el trabajo ideológico, y lo que nos permitirá cumplir con la misión encomendada a la UJC de dar continuidad a la Revolución».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.