Debaten jóvenes comunistas sobre la formación de los cuadros de dirección - Cuba

Debaten jóvenes comunistas sobre la formación de los cuadros de dirección

Realizan Asamblea de Balance de la Unión de Jóvenes Comunistas en el municipio Imías, Guantánamo, en el oriente cubano

Autor:

IMÍAS, Guantánamo.— «El verdadero cuadro es el que se forma en la base». Tal afirmación trascendió los muros de aquel recinto para anidarse entre los picos y estribaciones de estas serranías cargadas de historia.

Lanzada al éter, cerca del primer escenario de la Patria que recorriera José Martí en su marcha redentora de 1895, la frase de la dirigente juvenil Yuneidi Laffita advertía de las cualidades imprescindibles en un cuadro: sacrificio, entrega sin condicionamientos, responsabilidad, disciplina...

«En el comité de base está la reserva que requiere la política de cuadros; es donde se convive con el militante frente a frente, el origen para evaluar y resolver los problemas, y la escuela donde se forjan los valores que necesita un drigente», acentuaba Yuneidi.

Y aquella intervención, reconocida entre las buenas del balance de la militancia juvenil imiense, hizo a más de uno preguntarse cuán difíciles de cultivar son aquellos valores; o si es que están presentes en nuestra vanguardia, y a veces no somos capaces de visualizarlos y fertilizarlos para que la organización funcione mejor.

«Si un paciente llega a nuestra consulta y no es atendido adecuadamente tendrá una imagen negativa del personal de su área de salud, y entonces habremos actuado irresponsablemente cuando hoy libramos una batalla incansable por la ética médica», opinó Wilver Baratutis Romero, secretario del comité de base de Salud Pública en Imías.

Ese mensaje de Wilber ganó adeptos, por cuanto el territorio libra victorioso el desafío por elevar la calidad de vida de sus pobladores, lo cual supone mantener y bajar aún más la tasa de mortalidad infantil, disminuir el embarazo en la adolescencia y erradicar el mosquito Aedes aegypti.

«Tales retos van forjando en el militante un sentido de pertenencia y amor al trabajo que desempeña, sobre todo en un sector que es el espejo y la bandera solidaria de la Revolución Cubana ante el mundo», concluyó Wilber.

La otra cara de la formación de valores está en el proceso de selección del joven comunista para cuadro de la UJC. Usar camisas de fuerza en este sensible momento sería un lamentable error. Voluntariedad y desinterés, además de los méritos y las capacidades para asumir la tarea, son cualidades imprescindibles en un cuadro.

Sobre el tema, Arley Santana, funcionario del Comité Nacional de la UJC, instó a continuar trabajando en el fortalecimiento de esos valores en los líderes y en todos los militantes, porque se requiere una vanguardia decidida a enfrentar los problemas de su radio de acción.

Así, con la vigencia de las ideas martianas, los 147 delegados a la reunión juvenil imiense tocaron fondo en las principales debilidades del trabajo de la organización, y salieron más fortalecidos para erradicarlas desde la base.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.