Imposible de olvidar - Cuba

Imposible de olvidar

El sentido documental Vilma, logró apresar momentos cumbres de la vida y obra de la eterna presidenta de la FMC

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Suelen las grandes obras hacer «palidecer» la humanidad que se «esconde» detrás del hombre o la mujer que los porta. Y uno, obnubilado ante tanta gloria, llega a pasar por alto que si con su quehacer fue capaz de iluminar la vida de tantas personas, es justamente por la inmensa sensibilidad que lo escolta. Lo más triste es que, a veces, solo cuando duele la muerte comprendemos la notable magnitud del ser humano que nos acostumbramos a ver como los héroes o heroínas que en verdad son, y que por ello situamos más en un pedestal que en la cercanía de la almohada.

En ello pensaba mientras pasaban las imágenes del sentido documental Vilma, que logró apresar momentos cumbres de la vida y obra de la eterna presidenta de la FMC. Como otros miles de compatriotas que la víspera estuvimos en el «hasta siempre» de nuestra Vilma Espín, acompañando a Raúl, a sus hijos y nietos, y a los dirigentes de la Revolución, comprendí que, si por su entrega se convirtió en una de las mujeres más queridas, respetadas y admiradas de la Revolución, fue porque nunca dejó de ser la esposa de amor encendido, la madre dulce y bondadosa, la abuela sabia y mimosa, la compañera de cada instante.

Raíz heroica de la mujer cubana, de El Indio Naborí que declamara Corina Mestre, Mujer en la memoria, de Guido López Gavilán, la pieza compuesta en su honor por Sara González, el Ave María de José Luis Cortés y su Orquesta de Flauta, y El mambí, ese clásico que a ella tanto le gustaba, contribuirán, sin duda, a fijar en la memoria a la Vilma que guardaremos para el hoy y el mañana. Mas yo me quedaré con su voz de soprano afinada, cantando el inmortal Sin ti, de Pepe Guizar, quizá porque sé que para los cubanos, Vilma será imposible de olvidar.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.