La Asociación Hermanos Saíz por una recreación plural

Sobre la participación de jóvenes artistas en el período de verano y en lo que resta del año conversó con JR su presidente nacional, Luis Morlote Rivas

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

El reciente Consejo Nacional de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) no pudo tener un mejor cierre que la celebración, el pasado sábado, del aniversario de Palabras a los Intelectuales, en la Biblioteca Nacional José Martí. Fue en este histórico lugar donde el Comandante en Jefe expresó que «las generaciones futuras serían, al fin y al cabo, las encargadas de decir la última palabra». Cuarenta y seis años después, la AHS en nombre de la vanguardia de los jóvenes artistas e intelectuales cubanos reafirmaba su disposición y compromiso de participar en la continuidad del debate cultural iniciado aquel viernes de 1961.

Foto: Albert Perera Castro Pensada como contrapartida de las instituciones culturales, «la AHS ha estimulado la confrontación y el intercambio, discutiendo temas que muchos han creído están fuera de nuestra competencia y que, sin embargo, nosotros hemos defendido con la convicción de que no podemos permanecer ajenos a ningún asunto relacionado con la cultura, el arte y los artistas en interacción con la sociedad», asegura Luis Morlote Rivas, presidente de esa organización en el país.

Muy críticas han sido las jornadas de debate protagonizadas por la Asociación en los últimos años, en las que se ha polemizado, entre otros temas, sobre la necesidad de que la cultura se convierta en antídoto contra el consumismo y la difusión de patrones seudoculturales que ha impuesto el mundo globalizado de hoy; sobre la banalización de buena parte de la programación de nuestros medios masivos, y la ausencia de espacios diversos de recreación, a partir de las necesidades de nuestros jóvenes y del pueblo en general.

Al acercarse el inicio del período vacacional, Juventud Rebelde conversó con Luis Morlote sobre la presencia de los jóvenes escritores y artistas en los meses de julio y agosto en las programaciones culturales ideadas para el verano, sin obviar otros tópicos relacionados con el quehacer de la organización y sus creadores en la nación.

—¿Cómo piensa la AHS que debiera ser diseñada la recreación?

—La recreación tiene que ser pensada de manera plural, diversa, a partir de los gustos y necesidades de quienes van a ser sus consumidores. No podemos imponer un modelo de recreación a partir de los gustos de quienes tenemos los medios y los recursos para organizarla, o de lo que creemos que los demás quieren. Para proyectar la recreación hay que conversar, indagar, para conocer lo que la gente percibe como esparcimiento y lo que quisiera hacer en su tiempo libre. Tenemos que oír criterios, conciliar intereses, y sin dejar de privilegiar lo que pudiéramos llamar «recreación tradicional» —playa, sol, campismo, bailables...—, romper estereotipos y ofrecer otras opciones que quizá no serán tan masivas en un principio, pero que encontrarán quienes vean en ellas una alternativa válida para emplear su tiempo de ocio.

«Siento que en los últimos años, la UJC y demás organizaciones e instituciones encargadas de la preparación de las campañas de verano, han tomado más en cuenta la necesidad de que la recreación no se quede solo en las grandes actividades bailables, en los planes de la calle o en la programación de la radio y la televisión. Que el inicio de este verano ocurra en Santiago de Cuba durante la celebración de la edición 27 del Festival del Caribe, o que en la capital comience con una acción gigante en favor de la lectura, los autores y el público, en La noche de los libros, es una demostración de que van cambiando los conceptos de recreación, y junto a las fiestas populares, los bailables multitudinarios o la programación de la TV, se están ideando espacios, porque hay público para ello, para promover la lectura, la música alternativa u otras manifestaciones o géneros, los cuales puede que no sean de consumo masivo, pero que responden a necesidades de un sector, y eso hay que tenerlo también en cuenta.

«Por otro lado, creo que no hemos utilizado suficientemente las potencialidades de muchas instituciones y centros que, a menor escala tal vez en su entorno, pudieran contribuir a ofrecer otras opciones en las comunidades, en los círculos sociales. Tenemos que trabajar porque cada vez haya opciones recreativas más plurales, pero también hay que pensar en cómo conseguimos que algunas de ellas formen parte de la programación habitual de la vida de nuestra gente, más allá de la etapa de verano».

—¿Cómo participarán los miembros de la Asociación en los espacios recreativos este verano?

—Hemos participado en el diseño de la programación de las actividades del verano en todas las provincias del país, por tanto, nuestros artistas estarán en muchas de las acciones culturales que se van a desarrollar en los territorios.

«Como organización realizamos tres eventos de mucha importancia en este período: la duodécima edición del concurso de literatura Mangle Rojo, entre el 5 y el 10 de julio, en la Isla de la Juventud, donde participan más de una treintena de escritores de toda la Isla, quienes se encontrarán con el pueblo pinero. El III Festival Internacional de Rock Caimán Rock, entre el 17 y el 22 de julio, y cuya inauguración y clausura tendrán lugar en la Tribuna Antiimperialista José Martí, reunirá en la capital del país a las agrupaciones más importantes de este género, y algunos invitados extranjeros como la banda Factor VIII, de Panamá. Aunque el plato fuerte son los conciertos, en los que alternarán grupos como Zeus, Hipnosis, Rice and Beans, Escape, Mephisto, Blinder, Médula, Cry Out For, Bouquet, Pilgrim, entre muchos otros, también le hemos dado mucha importancia a la reflexión teórica sobre el rock, su promoción y su interacción con la sociedad.

«Por último, está la Jornada de la Canción Política, donde se dará cita lo mejor de la joven trova, en Guantánamo, del 1ro. al 4 de agosto, encuentro que da continuidad al Festival Nacional de la Trova Longina, de Villa Clara, con lo que intentamos contribuir a la promoción de este género tan desfavorecido en nuestros medios.

«No dejarán de funcionar algunas propuestas que se han ido consolidando como Confluencias, donde convergen dos generaciones de escritores, los últimos jueves de cada mes en el Centro Hispanoamericano de Cultura, en Ciudad de La Habana; Verdadero Complot, protagonizado por jóvenes trovadores; y los conciertos convocados por un grupo de trovadores villaclareños tomando como pretexto el décimo aniversario de la peña La Trovuntivitis, que será en septiembre.

«Por otra parte, nuestras sedes naturales, las Casas del Joven Creador, reforzarán sus propuestas habituales, ofreciendo espacios privilegiados para la literatura y nuestros escritores, la trova, el rap, el rock, las muestras audiovisuales, las presentaciones teatrales; para las exposiciones de artes plásticas... Salir fuera de nuestros sitios tradicionales ha sido un gran interés de la Asociación en los meses recientes, de modo que la interacción de nuestros creadores con los públicos se materialice a través de las giras, los conciertos y los encuentros en las comunidades. En Camagüey, Sancti Spíritus y Holguín hay excelentes experiencias».

—Es evidente que quieres decir que la AHS sostiene espacios y eventos los cuales van más allá de la programación de los meses de verano...

—Así mismo es. Yo creo que la mayor contribución de la AHS es crear espacios para garantizar la atención de los creadores a partir de sus necesidades, muchas veces, incluso, incorrectamente, supliendo la atención de las instituciones, cuando en realidad nos tocaría discutir con ellas sobre su papel en la difusión de la obra de nuestros artistas, pues no podemos olvidar que ellos también pertenecen al sistema institucional de la cultura. Sin embargo, hoy no podríamos renunciar a los espacios que hemos diseñado y que se han convertido en modelos no solo para la organización, sino para la cultura del país.

«Uno de los conceptos que la Dirección Nacional de la AHS más ha defendido ha sido el de ampliar su zona de interacción, haciendo que no solo nuestros espacios de presentación se reduzcan a peñas habituales o a esos eventos que ya tienen una tradición en sus territorios. Por supuesto, que se seguirán organizando estos encuentros que se traducen en momentos para polemizar, confrontar criterios, presentar el resultado de la obra de nuestros artistas. Como ha sucedido en años anteriores, luego del verano tendrá lugar el Festival Nacional de la Radio Joven Antonio Lloga In Memóriam, en Santiago de Cuba; la Radio en la comunidad, en Sancti Spíritus; la decimoséptima Muestra Audiovisual El almacén de la imagen, de Camagüey; los festivales de rock en Holguín, Pinar del Río y Villa Clara; la Caminata Cultural Cruzando la Trocha, en Ciego de Ávila; el Festival de Narración Escénica, en Matanzas; el Encuentro Portus Patris, de Las Tunas; el Premio de Literatura Reina del Mar, en Cienfuegos... Pero también se ha organizado para el segundo semestre del año la gira de los premios Calendario, el más importante de su tipo que otorga la organización, y que dan fe de la calidad de la literatura escrita por los jóvenes en la actualidad.

«En estos momentos se está grabando junto a la EGREM un compilatorio que agrupa a 15 muy jóvenes trovadores, los cuales queremos presentar los días previos al aniversario 21 de la Asociación en octubre, y que será el pretexto para llevar adelante una gira de esos cantautores por todo el país.

«Al mismo tiempo, la organización se ha planteado la consolidación de un grupo de espacios para reflexionar, y en ese sentido en el mes de noviembre se reunirán los jóvenes creadores en cada provincia para discutir sobre los aciertos y desaciertos de la cultura en los territorios y la manera en que debemos proyectar nuestro trabajo».

—Sin embargo, la Asociación todavía no ha podido llegar a todos los lugares...

—Tendría que decirte primero que la organización agrupa la joven vanguardia artística e intelectual cubana y que está integrada por 2 481 asociados en las 14 provincias y el municipio especial de Isla de la Juventud. Asimismo, tenemos células de base en otros 11 municipios. Sin embargo, como bien tú dices, la AHS no llega a todos los lugares, nuestra fortaleza está fundamentalmente en las cabeceras provinciales, donde es más visible la interacción con las instituciones culturales.

«Hemos establecido como norma la creación de células en los municipios donde exista talento joven de vanguardia en varias manifestaciones, pero eso no justifica que no vayamos al municipio donde no haya miembros, que no interactuemos con las comunidades, que nuestra obra no sea puesta a disposición del público que no la conoce, y que seguramente disfrutaría de ella. La AHS tiene que ir a encontrarse con la comunidad del mismo modo que tiene que encontrarse con el núcleo de artistas que en el ISA o en las escuelas de enseñanza artística son potenciales miembros de la organización, y es nuestra responsabilidad con la cultura y el país ofrecerle el espacio que hemos conquistado, y que será más genuino mientras más representados estén todos los jóvenes artistas de probada calidad».

—Este es un año muy importante para ustedes...

—Una de las motivaciones esenciales de la organización es la conmemoración en el mes de agosto del aniversario 50 del asesinato de los hermanos Saíz, dos jóvenes intelectuales que dieron su vida por la defensa de los ideales de justicia de la Revolución, de manera que cada una de las acciones que hemos emprendido ha estado encaminada a rendirles homenaje. Las actividades centrales de recordación se realizarán en San Juan y Martínez, Pinar del Río, donde nacieron, pero desde el 25 de junio se están desarrollando conciertos y galas homenaje en todas las provincias del país. Se prevé también la presentación del libro Cuerpos que yacen dormidos, una reedición de la obra literaria de Sergio y Luis que preparó la Casa Editora Abril.

«Sin embargo, nuestro principal tributo a su ejemplo es garantizar, desde la organización, que la joven vanguardia artística e intelectual cubana se sienta representada y siga participando en la toma de decisiones en la política cultural del país. Tendremos que continuar brindando espacios a los fenómenos y movimientos alternativos o emergentes, que también forman parte de nuestra realidad y con los que hay que dialogar, porque en la riqueza y la diversidad está la mayor fortaleza de nuestra cultura».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.