Tratamiento suplementario con zinc mejora a pacientes con ataxia

Son estimulantes los estudios preliminares del Centro para la Investigación y la Rehabilitación de las Ataxias Hereditarias de Holguín

Autor:

Juventud Rebelde

HOLGUÍN.— Las observaciones preliminares sobre la evolución de un ensayo clínico grupal mediante tratamiento suplementario de zinc arrojaron mejoras de las funciones corticales superiores en pacientes con ataxia espinocerebelosa tipo 2 (SCA2), dio a conocer el Centro para la Investigación y la Rehabilitación de las Ataxias Hereditarias de Holguín (CIRAH).

Tras completarse la primera fase del estudio, de tres meses, se evidenciaron avances en indicadores como la memoria verbal, la atención, la concentración, el lenguaje, la marcha y la estabilidad postural, al igual que un incremento de los oligoelementos (minerales que el organismo requiere en cantidades extremadamente pequeñas) en el suero sanguíneo de los enfermos.

El zinc constituye un elemento esencial para la salud humana y los enfermos de este tipo de ataxia padecen de una dramática disminución de este en el organismo, por lo que los resultados conclusivos acerca del fenómeno tendrían una importancia capital para la comprensión de la patología.

«Nuestras apreciaciones demuestran que el déficit de este micronutriente no está relacionado con dificultades en la absorción», apuntó el doctor en Ciencias Médicas Luis Velázquez Pérez, quien añadió que el ensayo incluye por igual un seguimiento a la presencia del hierro y el cobre en el líquido cefalorraquídeo.

Velázquez Pérez, director del CIRAH, calificó de estimulantes las informaciones recopiladas por el equipo multidisciplinario hasta el momento, y puntualizó que aunque la investigación se extenderá por espacio de seis meses, hasta completarse, se cumplen con éxito las expectativas.

Las apreciaciones anteriores partieron de estadísticas reportadas por el muestreo a 18 enfermos de SCA2 en neurorrehabilitación, mediante el método científico de doble ciego, en el cual ni el investigador ni el sujeto participante conocen el tipo de fármaco que recibe el segundo.

«No se trata de una cura —insistió el especialista en Neurofisiología clínica—. Tenemos la responsabilidad de no generar falsos entusiasmos, pero nos sentimos estimulados, porque denotan una mejoría en la calidad de vida de nuestros pacientes», agregó.

Los resultados conclusivos del ensayo constituirían no solo el primer reporte de su tipo, sino la evidencia de que el citado metal pudiera estar directa o indirectamente relacionado con el inicio o la evolución clínica de este tipo de ataxia, y constituir una terapia alternativa para el tratamiento sintomático.

En el proyecto participan, entre otras instituciones científicas, el Centro de Producción de Animales de Laboratorio (CENPALAB), el Centro Internacional de Restauración Neurológica (CIREN) y el Centro de Investigaciones y Desarrollo de Medicamentos (CIDEM).

La ataxia es considerada un síntoma y no una enfermedad específica. Significa torpeza o pérdida de la coordinación. Puede afectar brazos, piernas, el habla, los movimientos oculares y ser causada por varias condiciones médicas o neurológicas diferentes.

Holguín es la provincia que posee la mayor tasa de prevalencia, con unos 440 pacientes, mientras que en el país han sido diagnosticadas un total de 758 personas y 6 000 están en riesgo de padecerla.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.