Registran nueva variedad de frijol caballero - Cuba

Registran nueva variedad de frijol caballero

El enano pinto lo obtuvo un campesino cubano integrado en el proyecto agrícola que se aplica en la Isla, en México y en Perú desde el 2004

Autor:

Lisván Lescaille Durand

GUANTÁNAMO.— Una nueva semilla de frijol caballero (Phaseolus lunatus) fue inscrita en la lista oficial de variedades de especies agrícolas y comerciales del Centro Nacional de Sanidad Vegetal, perteneciente al Ministerio de la Agricultura.

Acreditado con el nombre de enano pinto, el nuevo frijol caballero lo obtuvo el campesino guantanamero Diego Arcalla Rodríguez, quien reside en la comunidad La Munición, en las montañas de Yateras, en un área de influencia del Parque Nacional Alejandro de Humboldt.

Mediante un proceso de selección continua, el agricultor consiguió introducir y adaptar a las condiciones ambientales de aquel entorno la referida variedad de granos de color rojo y marrón, de forma aplanada.

La planta del enano pinto, a diferencia del frijol caballero común, se desarrolla sin el auxilio de guías para enredarse, pues experimenta un crecimiento determinado, lo cual introduce cambios en su sistema de siembra, que puede ser a campo abierto y con surcos, explicó a JR la licenciada Celerina Giraudy, especialista de la Unidad Provincial de Servicios Ambientales del Parque Nacional Alejandro de Humboldt.

El ciclo de siembra de esta legumbre se extiende del 15 julio al 15 enero; se puede recolectar hasta tres veces, con intervalos de siete días entre cosechas, y tiene un rendimiento de semillas secas por planta de 25,42 gramos, abundó la experta.

Registrada en el Banco de germoplasma del Instituto Nacional de Investigaciones Fundamentales de Agricultura Tropical (INIFAT) como P-3228, la variedad cultivada de enano pinto integra el cultigrupo intermedio sieva/papade, Phaseolus lunatus, y constituye uno de los impactos más notables del proyecto Manejo adaptativo de los sistemas de semillas y flujo genético para una agricultura sostenible y el mejoramiento de la subsistencia en los trópicos húmedos de Cuba, México y Perú.

La experiencia, iniciada en 2004, procura determinar cómo los sistemas locales de semillas liberan y mantienen recursos genéticos de los cultivos importantes en las estrategias de subsistencia, a nivel de fincas, en comunidades campesinas de esos tres países.

En Cuba fueron seleccionados los asentamientos de La Munición, Rancho de Yagua, La Vuelta, La Carolina y Vega Grande en Guantánamo; y Los Tumbos, Río Hondo, La Flora y La Tumba, en Pinar del Río.

Argumentó Giraudy que otros cultivos como el maíz, frijol común, frijol caballero y ají pimiento complementan el proyecto regional, que se aplica con diversos impactos sociales, económicos y ambientales en la Reserva de Biosfera Sierra del Rosario, en Pinar del Río, y en áreas del Parque Nacional Alejandro de Humboldt, enclave del Patrimonio Mundial.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.