Palabras pronunciadas por Katrien Demuynck en el ICAP al recibir la Medalla de la Amistad

Autor:

Juventud Rebelde

Queridos compañeras y compañeros:

Muchas gracias por el gran honor que me tocó hoy.

Me puse a calcular... Son algo más de 20 años desde que tuve el primer contacto con Cuba. Fue a través de sus médicos internacionalistas en Nicaragua. Yo trabajaba como enfermera para el Ministerio de Salud en el sur de ese país. El gran sentido humano de los médicos cubanos, su disposición para atender al paciente, sin importar la hora o las dificultades que se podían presentar, me impresionaron.

La experiencia con los médicos cubanos me motivó para colaborar en la campaña de solidaridad con Cuba que lanzó la Liga Antimperialista de Bélgica a mi regreso en el 91 y para participar después en la fundación de la Iniciativa Cuba Socialista.

La confrontación con el neoliberalismo crudo en la Nicaragua de Violeta Chamorro había sido muy dura. Perdimos un bebé en mi área de salud por el simple hecho de que la madre no había podido comprar el frasquito de amplicilina. Otro día una joven madre insistió en que viera a su recién nacido muerto, después de que le habían negado el acceso al hospital, porque no tenía dinero para pagar los gastos.

Son injusticias que no podré olvidar nunca. Son hechos que pueden pasar y pasan todos los días en cualquier lugar del mundo, menos en Cuba.

Pude visitar Cuba por primera vez en el 94, en pleno Período Especial. Había problemas enormes, pero no vi niños trabajando, o durmiendo sobre pedazos de cartón en la calle, o niños enfermos, o desnutridos, o sin escuela.

Conocí a un mundo completamente diferente de lo que había vivido en América Central, siendo Cuba igual, un país del Tercer Mundo, con pocos recursos, agobiado, además, por el férreo bloqueo económico y los problemas por la desaparición de la URSS.

Cuba no es una sociedad perfecta, pero sí es una estrella en un mundo lleno de injusticia y explotación. Una pequeña isla socialista que nos enseña que un mundo mejor y mucho más humano es posible y que vale la plena luchar por ello.

Por eso tenemos que defenderla. Por eso tenemos que romper el bloqueo y la desinformación. Por eso lucharemos hasta lograr la libertad de los Cinco.

Gracias.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.