Concluye encuentro de primeros trabajadores sociales graduados como universitarios

Comenzaron por cambiarse a sí mismos, seguirán creciendo en el empeño de ayudar a la felicidad de los demás

Autor:

Marianela Martín González

Ahora serán más competentes para asumir tareas de alta sensibilidad. Foto: Roberto Suárez Mayores sensibilidad y sabiduría distinguen a los primeros 358 trabajadores sociales graduados de carreras humanísticas, reunidos durante los últimos dos días en la escuela que inició su formación en Cojímar.

Todas las etapas fueron evocadas. Desde el 10 de septiembre de 2007, fecha en que el Comandante en Jefe confió en ellos para deshacer inequidades e inauguró el Programa, hasta las acciones más recientes dirigidas a apoyar la Revolución Energética dentro y fuera de Cuba.

Externamente el tiempo les imprimió alguna huella. Pero, según reconoció el coordinador nacional del Programa, Enrique Javier Gómez Cabeza, su más notable y valiosa transformación se produjo internamente; porque los conocimientos los han hecho mejores trabajadores sociales y seres humanos.

«La perseverancia por conquistar toda la justicia del mundo sigue siendo el presupuesto más digno de estos muchachos», dijo Gómez Cabeza, quien destacó la importancia de abordar las investigaciones sociales para perfeccionar las tareas.

«Hay muchas ideas planteadas por Fidel cuya concreción genera nuevos programas, como el de superación para jóvenes desvinculados o el de niños de bajo peso corporal.

«Por eso queremos que estos muchachos graduados universitarios nos ayuden a proyectar la labor del resto de sus compañeros sumando el conocimiento científico que poseen y la vivencia de estos años, en los cuales han tenido que tocar los problemas más escabrosos con sus propias manos».

El mundo de estos jóvenes se ensancha. Ahora combinarán las labores cotidianas con la superación de posgraduados. No pocos se comprometieron como docentes para contribuir a la formación del resto de ese singular ejército que ya cuenta con más de 42 000 trabajadores sociales.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.