Concluyen jóvenes su Servicio Militar Activo

Se licencian los jóvenes cubanos que terminaron exitosamente la etapa de preparación para la defensa de la patria

Autor:

Dora Pérez Sáez

Luego del cumplimiento del Servicio Militar Activo, los futuros técnicos y profesionales son más disciplinados, comprometidos y responsables, lo que mucha falta les hará en las aulas. Foto: Albert Perera Castro Luego de cumplir exitosamente con la preparación para la defensa de la patria, fueron licenciados más de 60 jóvenes que el pasado año se incorporaron al Servicio Militar Activo (SMA) de forma diferida en una unidad del territorio occidental, en un acto como los que por estos días tienen lugar en todo el país.

Al hacer las conclusiones de la ceremonia, el teniente coronel Benito Soto expresó que en este mundo convulso, las armas de Cuba no asesinan, sino que defienden las ideas de paz y justicia que constituyen el legado de nuestros mambises y combatientes en una larga historia de luchas.

«Ustedes, los jóvenes que hoy se despiden de las Fuerzas Armadas, concluyen un período único en sus vidas. La disciplina, la decisión de vencer o morir, y de ser fieles a la Revolución y al Comandante en Jefe, son conceptos que en estos dos años adquieren una nueva dimensión».

Estos muchachos recibieron además el curso de superación cultural, donde les fueron impartidas asignaturas como Matemática, Español, Biología, Historia de Cuba y Computación, con el objetivo de no desvincularse totalmente de los estudios.

Igualmente, fueron licenciados jóvenes que se beneficiaron con otras ofertas de estudio y trabajo, proporcionadas por las direcciones municipales de Trabajo de sus territorios de residencia.

En nombre de los desmovilizados, Daryl Lavalle agradeció el esfuerzo realizado por jefes, oficiales y trabajadores civiles de la unidad, quienes hicieron posible que jóvenes como él hoy sean más maduros y responsables.

«El solo hecho de haber finalizado el cumplimento del servicio militar en un año, por nuestra condición de diferidos, representó un mayor sacrificio: el saber conjugar el deber con el estudio.

«Este es el mejor regalo que podemos hacerle al Comandante en Jefe en su cumpleaños 81», concluyó.

Igualmente, y como justo reconocimiento a los resultados obtenidos en las actividades de preparación combativa y política, seis jóvenes que se beneficiaron con la Orden 18 del Ministro de las FAR, fueron licenciados con seis meses de antelación.

Ellos, que en septiembre ingresarán a las aulas universitarias en carreras como Periodismo, Tecnología de la Salud y Telecomunicaciones, entre otras, también recibieron el curso de superación cultural para sargentos y soldados.

A nombre de los familiares asistentes, Guillermo Lavalle Fernández, agradeció el entrenamiento y la disciplina adquirida por sus hijos durante la etapa.

«Nos enorgullece su comportamiento y la proyección —dijo—que tienen hacia el mañana, porque son los futuros técnicos y profesionales con que la Revolución contará para avanzar victoriosa».

Por último, los licenciados más integrales en el cumplimiento del SMA fueron condecorados con la distinción Servicio Distinguido de las FAR, y un grupo de compañeros fueron ascendidos en grado, por la actitud mantenida, el desempeño de sus obligaciones militares, así como por los resultados en la preparación combativa y política durante el cumplimiento del SMA y su paso a la reserva.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.