Otro puente entre Cuba y el Caribe

Lage y Manning en la apertura de la oficina comercial. Foto: Franklin Reyes Abre Trinidad y Tobago oficina comercial en La Habana. Anuncia el primer ministro Patrick Manning, posibilidad de establecer empresas mixtas en la agricultura. El mandatario  agradeció la ayuda cubana en materia de salud y educación      

Autor:

Marina Menéndez Quintero

Como un hecho trascendente para las relaciones entre Cuba y Trinidad y Tobago es considerado el establecimiento en nuestra capital de una Oficina de Facilitación de Comercio de ese país, inaugurada la víspera por su primer ministro, Patrick Manning, en compañía del vicepresidente cubano Carlos Lage y otros altos funcionarios y empresarios de ambas naciones.

La apertura del enclave fue calificada por Manning como un «momento histórico» de los vínculos bilaterales con gran trascendencia en el desarrollo de la Comunidad del Caribe (CARICOM). No solo será vía para el fomento del intercambio comercial entre nuestros países. Además, está a disposición del resto de las naciones del área, explicó.

Según apuntó René de la Nuez, titular cubano de Comercio Exterior, el intercambio comercial entre Cuba y Trinidad y Tobago asciende a más de 65 millones de dólares y representa el 41 por ciento del total del comercio con el Caribe, lo que ubica a esa República en el primer lugar entre el resto de sus hermanas del área.

El Premier manifestó el deseo de su país y de CARICOM de incrementar los vínculos con Cuba, y adelantó que se analiza la posibilidad de establecer empresas mixtas en el sector de la agricultura, rubro donde la Isla ofrece ya a Trinidad y Tobago una ayuda destacada.

Manning también encomió la presencia en Trinidad y Tobago de médicos y enfermeras cubanos, y la capacitación aquí de estudiantes trinitarios.

Con el Primer Ministro llegó una nutrida delegación de artistas, quienes protagonizarán una gala en el teatro Carlos Marx, este viernes en la noche. Manning adjudicó esa inédita delegación al empeño de los países del Caribe por estrechar los nexos con Cuba y, usando un término muy nuestro, bromeó: «Venimos a prenderle fuego a La Habana».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.