La computadora de la familia cubana - Cuba

La computadora de la familia cubana

Autor:

Juventud Rebelde

Los inicios

Por iniciativa de la UJC, el 18 de julio de 1987 se abrió un área de computación en el Pabellón Cuba, que se convertiría en el primer Joven Club de Computación y Electrónica. Luego se crearon otros 35, uno en cada municipio de la capital, en la cabecera de cada provincia, y seis más en Manzanillo, Morón, Cárdenas, Varadero, Colón y Moa. Entre los años 1990 y 1999 se logró poner en funcionamiento 162 instalaciones, a pesar de las dificultades económicas.

«Cuando llegaron los primeros teclados inteligentes y microcomputadoras, nadie venía. Hasta los niños tenían miedo de romper alguna. Entonces buscamos una extensión larga, y un sábado sacamos las máquinas para el medio del parque del pueblo, y pusimos juegos para los más pequeños. A partir de ahí comenzaron a ir al Joven Club». (Santiago Rego Sánchez, del Joven Club del municipio de Segundo Frente, en Santiago de Cuba)

El período especial

El recrudecimiento del bloqueo económico y el derrumbe del campo socialista golpearon duramente al proyecto. En ese momento se contaba con unas 1 254 computadoras, de las cuales el mayor por ciento correspondía a máquinas de generación muy vieja (XT), con 289 impresoras, y más del 30 por ciento de ellas rotas.

«Durante esa época nosotros mismos montamos un taller para recuperar computadoras y así, uniendo piezas de varias rotas, lográbamos armar una. Llegamos a recoger todo lo roto en los municipios, y hasta en la UJC, para repararlo nosotros mismos». (William Cosme, instructor de Electrónica, Joven Club Palma Soriano, Santiago de Cuba)

La Batalla de Ideas

El 13 de Septiembre del 2000, en el acto por el XIII Aniversario de los Joven Club, desde el Palacio Central de Computación, Fidel orientó elevar la cifra de los Joven Club hasta 300 y cubrir todos los municipios del país.

Ya el 4 de abril de 2001, apenas medio año después, se realizó la entrega de las 126 instalaciones comprometidas para celebrar el aniversario 40 de la OPJM y el 39 de la UJC.

Hasta los 600

El 28 de julio de 2003 se recibió la indicación del Comandante en Jefe Fidel Castro de acometer la construcción de otras 300 nuevas instalaciones, y dos años y medio después, en marzo de 2006 se alcanzó la cifra de 600 Joven Club, incluyendo los Palacios de Computación y los Joven Club móviles.

Tecnología

Las primeras 35 instalaciones terminadas en el año 1989 fueron equipadas con cuatro microcomputadoras, tres kits de entrenamiento, seis teclados inteligentes con sus grabadoras, una impresora, un juego de herramientas, dos multímetros y un osciloscopio para la electrónica.

Con variaciones en el tiempo, ya en el año 2000 se realizó una renovación tecnológica en todas las instalaciones del programa. Hoy la mayoría de las máquinas tienen velocidades de 633 MHz, y los servidores, de 733 MHz, aunque las hay mucho más avanzadas.

Además, se han aumentado los medios de impresión, de digitalización de imágenes y los destinados a salvaguardar datos.

Los Joven Club cuentan con la tecnología avanzada necesaria para garantizar una docencia de alta calidad.

Tinored

En 1991 comenzó a funcionar la primera red nacional de transmisión de datos de los Joven Club, con acceso internacional, que fue pionera de las de su tipo en el país. Tinored, que presta servicios a todos los Joven Club de Computación y Electrónica del país, ofrece servicios básicos de acceso a internet y correo electrónico, tanto nacional como internacional, además de otros servicios públicos. En ella se hospedan los sitios web de los Joven Club de todo el país, la intranet de Joven Club, el sitio de la Juventud Cubana, un sistema educativo a distancia y otros sitios pertenecientes a la Batalla de Ideas, como el de la Tribuna Antiimperialista José Martí.

«Los cursos por correo electrónico los comenzamos desde el 2003, cuando todavía estaba en el Joven Club Colombia, en Las Tunas. Tuvieron tanta aceptación, que hasta extranjeros matricularon, porque además de ser gratuito, estaban adecuados al nivel de aprendizaje de cada alumno. Semana tras semana la persona iba recibiendo el curso vía correo electrónico, y de esa forma no solo podía estudiarlo, sino incluso aclarar dudas con nosotros». (Raimond Sutil, administrador del nodo provincial de Las Tunas)

Mundo Multimedia

La creación de softwares para la informatización de la sociedad cubana, en especial de la comunidad, ha sido una constante en el programa. Gracias a ellos se han desarrollado desde sistemas de contabilidad, de personal o para la automatización de procesos, hasta multimedias, muchas de las cuales se aplican hoy en diferentes niveles educativos.

Superación profesional

Si en el 2005 los Joven Club solo tenían 15 másteres en ciencias, hoy cuentan con 741. Además tienen 1 480 instructores con nivel universitario y 1 375 formándose para alcanzarlo; 965 con categoría docente; 270 preparados en lenguaje de señas para sordos y 144 en JAWS (lenguaje para ciegos). Asimismo 2 257 trabajadores están certificados con algún nivel de idioma inglés.

«Ahora, aunque somos también un complemento para el enriquecimiento de los conocimientos informáticos de niños y jóvenes, todavía mucha gente encuentra en los Joven Club el lugar ideal para aprender computación. De hecho el mayor por ciento de la matrícula se concentra en el curso básico de Operador de Microcomputadora». (Ernesto Rodríguez, subdirector nacional de los Joven Club)

Politécnicos de Informática

Los Joven Club participaron en la concepción inicial del programa de estos politécnicos, tanto de su plan de estudios como de las propuestas de infraestructura tecnológica para el desarrollo de su labor. Una parte de los estudiantes realizan sus prácticas docentes en las instalaciones de Joven Club de todas las provincias del país, y en ellos son atendidos de manera individual por los instructores.

Evento InfoClub

A los dos años de fundado, se efectuó el primer encuentro nacional INFOCLUB, con el objetivo de desarrollar la creatividad del movimiento, así como crear un medio propicio para encauzar los resultados de la aplicación de la informática a las actividades concretas de la comunidad, intercambiar experiencias pedagógicas y organizativas, y evaluar las más positivas para su posterior generalización.

Con miles de trabajos en cada edición, INFOCLUB no solo ha recogido lo mejor de la creación de los Joven Club, sino que de sus premios han salido innumerables aportes a la ciencia y técnica en Cuba.

Maestros emergentes

En mayo del 2001, la dirección de la Revolución asignó a los Joven Club de Computación y Electrónica la misión de seleccionar 149 de sus trabajadores, de varias provincias del país, para participar en la introducción de la enseñanza de la computación en las escuelas primarias, así como colaborar en la formación de maestros emergentes de computación para las escuelas primarias.

24 horas

Desde el 8 de julio del 2006 brindan servicio hasta 24 horas 541 instalaciones, las cuales se mantienen abiertas después de las 10:00 p.m., que era la hora límite establecida hasta entonces. Han hecho uso de esta oferta 839 350 usuarios. Durante ese horario quienes accedan a los JC pueden utilizar el tiempo de máquina, navegar por la red cubana o consultar la amplia biblioteca digital.

«El momento en que más lleno está el Joven Club es de seis a diez, pero a esa hora hay cursos, así que muchos empiezan a llegar después y están toda la madrugada. Incluso amanecen». (Elizabeth Cutido, directora del Joven Club Baracoa 1, Guantánamo)

«Al principio la gente se sentaba por las noches en la acera porque esta era la única alumbrada de todo el caserío. En ocasiones hasta había que cerrar la puerta porque los chistes y el ruido afuera molestaban a los demás. No creían que aquí adentro se podía trabajar a esa hora. Ahora todo cambió». (Diamaris Fernández, Joven Club de Cayo Ramona, uno de los poblados más alejados de la Ciénaga de Zapata)

Cursos

Dentro de los cursos regulares se ofrecen 29 programas estandarizados, que comprenden más del 92 por ciento de la matrícula total, entre ellos el curso de Operador de Microcomputadora, el de Linux, y los del paquete Ofimática (Excel, Access, Word y Power Point).

Acceden a cursos regulares de 64 horas más de 200 000 personas al año, lo cual permite pronosticar que en los próximos cuatro años se rebasará el segundo millón de graduados.

UCI

El intercambio con los Joven Club ha permitido que los estudiantes de nuevo ingreso a la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI) lleguen a esta con una mejor preparación, pues antes de ingresar en ella reciben diversos cursos de familiarización con las principales herramientas informáticas. Ya han transitado por esta modalidad 6 978 alumnos.

Aulas ambulatorias

La idea de llevar los Joven Club fuera de sus locales se puso en práctica casi desde el propio comienzo del proyecto. Sin embargo, en los últimos años, con el uso de computadoras portátiles, se han logrado experiencias novedosas, como la del Joven Club del reparto Antonio Maceo, en Santiago de Cuba, que ha creado aulas en casas de familias y centros de trabajo. También en el municipio santiaguero de II Frente se han montado cursos ambulatorios con el fin de evaluar su factibilidad en zonas de montaña.

«El saber no ocupa espacio. Además, así me distraigo y aprendo a la vez. Yo fui maestra en la Sierra Maestra y, aunque vieja, me gusta seguir aprendiendo». (Martina Colás Dupuy, 69 años, una de las primeras graduadas de la experiencia de los Joven Club en las casas de familia)

Móviles

En el país existen cinco Joven Club móviles, en Pinar del Río, Villa Clara, Cienfuegos, Granma e Isla de la Juventud. Estos se desplazan mediante ómnibus adaptados, que cuentan con diez computadoras, bocinas, impresora y aire acondicionado. Gracias a ellos más de 3 000 niños pueden acceder al mundo cibernético, donde se divierten y aprenden.

Misiones Internacionalistas

Otra tarea donde los Joven Club participaron activamente es en la Misión Milagro, la cual se desarrolló en las provincias de Ciudad de La Habana, Villa Clara, Holguín y Santiago de Cuba, con el apoyo de los instructores de toda la Isla.

Recientemente, se creó el servicio de correo electrónico para más de 2 500 estudiantes latinoamericanos que estudian Medicina en Holguín y Cienfuegos, los cuales viven en casas particulares.

Municipalización

Los locales y aulas de los Joven Club han servido de espacio docente para impartir clases en el programa de universalización de la enseñanza. Un total de 965 trabajadores del programa están categorizados y se encuentran prestando servicio como profesores en la Universalización.

Tareas sociales

El programa de los Joven Club ha estado vinculado con diferentes misiones sociales, como el censo de personas no legales en la residencia, el de peso y talla de niños, el Censo de Población y Vivienda, los estudios realizados con pensionados, y los genéticos con discapacitados, entre otros.

Trabajadores Sociales

Desde el primer curso de trabajadores sociales (2001-2002) los estudiantes de estas escuelas están relacionados con el programa de los Joven Club para la realización de los informes de sus prácticas docentes, y durante los tres últimos años han recibido allí el programa de computación básico. En total 36 139 trabajadores sociales han utilizado sus instalaciones.

«Esto es como si fuera un regalo de cumpleaños...

Solo quiero decir una cosa: estamos comenzando».

Fidel Castro Ruz, en la Mesa Redonda del 23 de junio de 2006, al llegar los Joven Club al millón de graduados.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.