Pregunte sin Pena

Autor:

A.A: Disfruto mucho masturbándome por mi recto y no me gustan los hombres, soy casado. Pero me siento un poco mal cuando lo hago, como un sentimiento de culpa. ¿Es algún tipo de enfermedad disfrutar haciendo esto? ¿Qué me aconsejan? Tengo 22 años.

Hasta ahora no se ha descrito tu comportamiento como síntoma de ninguna enfermedad. La homosexualidad tampoco lo es. El recto es una zona erógena para muchos hombres, que les es vetada por asociarse erróneamente a la homosexualidad, aunque hay homosexuales que no disfrutan dicha práctica y heterosexuales que sí. Este placer también puede ser compartido con la compañera sexual, si esta estuviese dispuesta.

Sin embargo, es digno de análisis tu sentimiento de culpa cuando disfrutas sin dañar a nadie, aunque con estímulos polemizados en nuestra cultura. Antes de emprender cualquier cambio debes puntualizar en qué radica tu placer e inquietud al mismo tiempo, en tanto responden a quién eres, a algo muy particular de tu ser.

Cuando hablamos de nuestro cuerpo no nos referimos a un organismo sino a la apropiación subjetiva que hemos hecho del mismo. La cultura social pauta lo que se debe o no hacer. Sin embargo, ello no basta para regular a todos. El placer es experimentado por cada quien de un modo particular. No hay una pieza del cuerpo, ni siquiera los genitales, excitante para todos. Cualquier parte puede resultar erógena, cualquier elemento de la realidad puede devenir objeto de nuestro deseo, cualquier medio puede ser nuestro camino al clímax. Depende mucho de quienes somos y de lo que es significativo para nosotros.

¿La esencia de tu sentir radica en disfrutar de lo prohibido, en el hecho de ocultárselo a tu mujer, en el acto de guardar algo solo para ti o en alguna otra razón? A partir de tu respuesta, podrás saber qué hacer para sentirte mejor si lo deseas.

Quizá debas indagar antes qué piensa tu pareja de los hombres que actúan como tú, en caso de que quieras compartir este secreto con ella. También puedes valorar si quieres mantener este aspecto de tu vida en privado.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.