Cuba impulsa la agroecología

Insta Ricardo Alarcón, presidente del Parlamento, a propiciar la relación campesino a campesino para estimular el conocimiento de estas técnicas

Autor:

Dora Pérez Sáez

La transmisión de saberes y técnicas más respetuosas hacia el medio ambiente contribuirá a la obtención de productos más sanos. Cuba trata de desarrollar formas de producción en su agricultura que sean menos agresivas con la naturaleza, y que no dependan de los métodos y técnicas que durante mucho tiempo han contribuido a la situación dramática que enfrenta hoy el medio ambiente.

Así expresó Ricardo Alarcón de Quesada, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en la clausura del Encuentro Internacional del Movimiento Agroecológico y la Agricultura Sostenible, que se desarrolló durante seis días con la presencia de más de 300 delegados de 22 países.

El dirigente agradeció la solidaridad de las organizaciones campesinas participantes con la Isla, y reconoció su esfuerzo para promover el conocimiento mutuo e intercambiar experiencias.

«Es muy difícil en el mundo contemporáneo saber lo que está pasando en otro país, dijo. Habría que esperar a enterarnos de esas cosas por los grandes medios monopolizadores de la información. Por eso, hay que propiciar el contacto directo, la relación campesino a campesino, para que la verdad pueda avanzar, y desarrollar nuestra solidaridad».

Alarcón recordó cómo en la Cumbre de la Tierra, efectuada en 1992, se comprobó que si se seguía con los actuales patrones de consumo, el mundo estaba abocado a una tragedia.

«Eso se reconoció y se tomaron una serie de acuerdos que no han sido cumplidos, porque han encontrado la oposición y la resistencia de los principales representantes del capitalismo contemporáneo, que prefieren suicidarse antes que perder sus prebendas.

«Ahora mismo tuvo lugar en Nueva York una reunión especial sobre estos problemas, donde participaron muchos jefes de Estado y figuras de primer nivel de todas partes del mundo, pero hubo una ausencia notoria: la del presidente del país donde se efectuó la reunión.

«El señor Bush llegó después que había finalizado la reunión. Con toda intención no quiso estar durante las horas en que el mundo entero discutía los problemas del medio ambiente, porque conocía lo que todos iban a decir: que su país es el principal responsable de lo que pasa».

La práctica de la agroecología ha estado siempre presente en los campesinos cubanos, aunque no se le denominaba de esa forma. En los últimos diez años se ha impulsado concientemente esta actividad, que desarrollan más de 100 000 productores en todo el país.

Entre sus logros destaca la aplicación de abonos orgánicos —con una producción de más de 150 000 toneladas de humus de lombriz en el primer semestre de 2007—, la incorporación de residuos de cosechas, los abonos verdes, la elaboración de compost, el empleo de estiércol, el uso de medios biológicos, la tracción animal, entre otros.

En esto ha influido la aplicación de la metodología De campesino a campesino, cuyos conceptos de aprender haciendo, comenzar en pequeñas escalas, multiplicar sistemáticamente el conocimiento, entre otros, han permitido avanzar en todas las dimensiones de estos saberes tradicionales.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.