Llaman a replantear la relación hombre-naturaleza

En el IV Encuentro de Bioética de la Educación Superior reflexionan sobre desafíos éticos de las nuevas tecnologías, entre otros temas

Autor:

Yailin Orta Rivera

«Es importante investigar, estudiar y divulgar los vínculos que se establecen entre los hombres como parte de la naturaleza y la naturaleza misma. Y hacerlo con el riguroso pensamiento universal es una necesidad inaplazable no solo para Cuba sino para el mundo de hoy», consideró el doctor Armando Hart, director de la Oficina del Programa Martiano, en el Aula Magna de la Universidad de La Habana.

En la conferencia Ciencia y conciencia, ofrecida  este miércoles por Hart en la sesión inaugural del IV Encuentro de Bioética de la Educación Superior, el académico alertó que existe el peligro real de que el hombre no sobreviva a causa de una catástrofe ecológica de enormes proporciones, o a consecuencia de guerras devastadoras que rompan el equilibrio, cada vez más precario, que hace posible la vida sobre el planeta.

El replanteo de las relaciones del hombre con la naturaleza —sugirió— debe realizarse sobre la base de profundos fundamentos éticos, y mencionó las palabras del Apóstol cuando se refirió a que la felicidad existe sobre la tierra y se le conquista con el ejercicio prudente de la razón, el conocimiento de la armonía del universo y la práctica constante de la generosidad.

También el Director de la Oficina del Programa Martiano instó a estudiar con renovado espíritu crítico el proceso de la educación, desde aquellos años forjadores hasta nuestros días, recordando que la escuela cubana se erigió sobre la base del más riguroso pensamiento científico.

De igual forma el doctor Rolando García, vicerrector de Investigación de la Universidad de La Habana, expresó que esta cuarta edición de Bioética se efectúa con el propósito de crear hombres de ciencia y conciencia, es decir, formar profesionales con vocación de servicio a la sociedad desde la óptica de la justicia social y el respeto a la integridad y dignidad de la persona, y con mayor responsabilidad hacia la naturaleza.

Según el Vicerrector, uno de los propósitos más importantes de este Encuentro constituye materializar el necesario entendimiento y vínculo entre las diferentes formas de la actividad humana, recreadas desde la perspectiva de nuestra tradición de pensamiento y práctica social, a fin de contribuir a la consolidación de una cultura por la conservación de la vida.

El doctor Rolando García sostuvo que este constituye un esfuerzo para que se tomen las medidas necesarias en el empeño de salvaguardar la especie humana y su entorno, en un mundo acosado por múltiples crisis, así como para difundir los mejores valores del hombre, aceptar los retos de la vida contemporánea y humanizar nuestra existencia.

El evento, que se desarrollará hasta el 28 de septiembre, tiene lugar como parte de celebraciones por el aniversario 280 de la Universidad de La Habana, y está auspiciado por el Comité de Bioética de la centenaria Casa de Altos Estudios, la Cátedra de Bioética de la Escuela Latinoamericana de Medicina, el Programa Nacional Martiano, la Facultad Cubana de Oftalmología, el Centro de Investigaciones Operativa del MININT y la Sociedad Cubana de Investigaciones Filosóficas, entre otras instituciones.

Los participantes abordarán temas como la Bioética global y la sustentabilidad, Educación en Bioética y Bioética en derechos humanos, así como la Ética biomédica, Desafíos éticos de las nuevas tecnologías de la comunicación, y Ética de investigación científica y de los orígenes de la nacionalidad cubana.

En la inauguración estuvieron la doctora Ruth Daysi Henríquez, directora del Centro de Estudios de Salud y Bienestar Humano, la doctora María de los Ángeles Flores, presidenta de la Comisión Cubana de la UNESCO, y el doctor José Acosta, miembro del Consejo Científico del Centro de Estudios de Salud y Bienestar Humano, entre otros invitados.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.