Emiten diputados cubanos Declaración contra el bloqueo - Cuba

Emiten diputados cubanos Declaración contra el bloqueo

Expresando voluntad unánime, llaman a todos los parlamentarios del mundo y a sus cuerpos legislativos a denunciar y exigir el fin de esa política de exterminio, que dura ya casi 50 años (Versión en francés e inglés)  

Autor:

Juventud Rebelde

REPUBLICA DE CUBAAsamblea Nacional del Poder Popular

Comisión de Relaciones Internacionales

DECLARACION

SOBRE EL CRIMINAL Y GENOCIDA BLOQUEO IMPUESTO POR LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA CONTRA CUBA.

En un memorando del Departamento de Estado de Estados Unidos fechado el 24 de junio de 1959, se expuso la esencia de la política que ya ejecutaban contra Cuba. Entonces consideraban la supresión de la cuota azucarera cubana en el mercado norteamericano para provocar que ¨la industria azucarera sufriera una abrupta e inmediata caída, ocasionando la generalización de un mayor desempleo. Grandes cantidades de personas quedarían sin trabajo y comenzarían a pasar hambre¨. En la propia reunión el Secretario de Estado, Crhistian Herter definía esas acciones iniciales como ¨medidas de guerra económica¨.

Unos meses más tarde, el 6 de abril de 1960, en reunión encabezada por el propio presidente de Estados Unidos se discutió un documento, aprobado por el departamento de Estado, que rezaba textualmente: ¨La mayoría de los cubanos apoya a Castro. No existe una oposición política efectiva en Cuba......el único medio previsible que tenemos hoy para enajenar el apoyo interno a la Revolución, es a través del desencanto y el desaliento, basados en la insatisfacción y las necesidades económicas. Debe utilizarse prontamente cualquier medio concebible para debilitar la vida económica de Cuba, para disminuir los salarios reales, a fin de causar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno¨

Desde 1959, a lo largo de casi 50 años, el pueblo de Cuba ha sido víctima de esa cruel y criminal política que han impuesto, mantenido y endurecido todas las administraciones norteamericanas que se han sucedido hasta el día de hoy.

Nunca antes pueblo alguno tuvo que soportar tan largo asedio por parte de la mayor potencia que recuerde la historia. Nunca tampoco ningún pueblo resistió tan heroicamente tamaña agresión, sin claudicar, ni renunciar a su independencia y soberanía, y a su derecho a construir el sistema político, económico y social de nuestra elección.

El reciente informe presentado por Cuba ante la Asamblea General de Naciones Unidas demuestra fehacientemente el enorme impacto del bloqueo en la vida de todos los cubanos y cubanas, dos tercios de los cuales nacieron y han crecido bajo esa irracional y demencial política.

Durante quince años la comunidad internacional se ha expresado, en aplastantes votaciones en la Asamblea General de Naciones Unidas, sobre la necesidad de poner fin a ese engendro del gobierno de Estados Unidos; sin embargo, las sucesivas administraciones norteamericanas han hecho oídos sordos a ese clamor universal y lejos de dar pasos para su total eliminación, han reforzado sistemáticamente su instrumentación y más rigurosa aplicación.

Las leyes Torricelli y Helms Burton, con su carácter eminentemente extraterritorial, y más tarde el Plan del Presidente Bush para la recolonización de Cuba, de mayo del 2004, en su propósito de lograr la internacionalización de su ilegal política, han intensificado las presiones y sanciones contra gobiernos, bancos y empresas de terceros países, logrando en no pocos casos, como se demuestra en el informe circulado por Cuba, imponer su voluntad y hacer efectiva su aplicación, mediante el chantaje y las amenazas.

La aplicación sistemática de esta guerra económica, que ya cuesta a nuestro país más de 89 000 millones de dólares, a la par que el incremento de agresiones de todo tipo, en un abierto y prolongado terrorismo de estado, han causado miles de víctimas a la población cubana y lesionan su más elemental derecho a la vida, tratando de aniquilarla por hambre y enfermedades, en un verdadero acto de genocidio.

La Comisión Permanente de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional del Poder Popular, reflejando la voluntad expresa de todos los diputados y diputadas de nuestra Asamblea Nacional y del pueblo que legítimamente representamos, llama a todos los parlamentarios del mundo y a sus cuerpos legislativos a denunciar y exigir el fin de esa política de exterminio, que dura ya casi 50 años.

El pueblo cubano, mientras tanto, pese al bloqueo y todas las agresiones, continuará su lucha por construir, cada día, un país más solidario y alcanzar definitivamente toda la justicia.

La Habana, 5 de octubre de 2007

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.