Presidió Raúl el acto político cultural por los 40 años de la caída del Che

 El acto comenzó con la colocación de una ofrenda floral al pie de la escultura al Guerrillero Heroico, seguido del Himno Nacional al compás del cual hubo tres descargas de fusilería en tributo a los héroes Discurso del Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, en el acto por aniversario 40 de la muerte de Ernesto Che Guevara, realizado en Santa Clara Ratifica Evo vigencia del pensamiento del Che Contra adversarios ortodoxos Descubrir al ser humano Estrena hoy la Mesa Redonda documental El horizonte según el Che

Autor:

Nelson García Santos

SANTA CLARA.— «Estamos en una hora de combate, y esta tiene que ser por lo tanto la hora del Che, la hora de Camilo, la hora de todos los que cimentaron con su sacrificio el duro camino de la Revolución», enfatizó aquí el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez al resumir el acto político-cultural por el aniversario 40 de la caída del Guerrillero Heroico.

El Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, el General de Ejército Raúl Castro, presidió el homenaje junto a José Ramón Machado Ventura y Abel Prieto, miembros del Buró Político; el Comandante de la Revolución Guillermo García Frías; Roberto López Hernández y Fernando Remírez de Estenoz, integrantes del Secretariado del Comité Central; Omar Ruiz Martín, primer Secretario del Partido en Villa Clara; y familiares del Che y de los Cinco Héroes.

El acto comenzó con la colocación de una ofrenda floral al pie de la escultura al Guerrillero Heroico, seguido del Himno Nacional al compás del cual hubo tres descargas de fusilería en tributo a los héroes. Luego se escuchó la carta de despedida del Comandante Guevara antes de partir para Bolivia en la voz de Fidel y se leyeron sus reflexiones publicadas este lunes sobre el Che, momentos que provocaron sendas ovaciones de la multitud.

Igual reacción se produjo cuando Raúl, demás integrantes de la presidencia, combatientes del Ejército Rebelde y pioneros, al final del acto, colocaron una flor en la base de la estatua del Che en la plaza que se honra con su nombre y a la que acudieron 10 000 villaclareños.

En su discurso Ramiro Valdés se refirió a que los planteamientos de Fidel y lo señalado por Raúl en Camagüey han estimulado un amplio intercambio en el seno de nuestra sociedad.

Otro momento emotivo resultó la iniciación como pioneros de 250 niños en representación de todos los que en el país lo hacen para esta fecha. Varios padres colocaron la pañoleta a sus pequeños, y 40 de ellos la recibieron de combatientes de la Columna 8 Ciro Redondo, que comandó el Guerrillero Heroico.

En el acto, Miriam Yanet Martín, presidenta de la OPJM, le recordó a los niños que Guevara era un hombre que defendía a cualquier precio la dignidad y el decoro, que se insultaba ante la más pequeña injusticia y se rebelaba contra el poder despótico; un amigo fiel, enemigo de los privilegios, siempre austero, sencillo, grande de corazón y pensamiento, el modelo que ellos deben intentar seguir todos los días.

Enfatizó que la organización los recibe con los brazos abiertos, con la aspiración de convertirse en un espacio para asombrosas aventuras. Creceremos trabajando para que ustedes también lo hagan y los maestros, sus guías, sus padres, todos noso-

tros estaremos acompañándoles para que sus esperanzas se transformen en realidad.

Jóvenes en Caballete de Casa

Con una visita a Caballete de Casa, elevación del Escambray que fue Comandancia del Che durante la invasión a la antigua provincia de Las Villas, 50 jóvenes de la capital y la provincia de La Habana, integrantes de los programas de la Revolución, pioneros, estudiantes de la FEEM y la FEU y 200 graduados de la UCI conmemoraron el aniversario 40 de la caída del Guerrillero Heroico.

En su avance hacia el centro de la Isla, la columna 8 Ciro Redondo comandada por el Che recorrió 677 kilómetros a pie en 50 días. Durante ese trayecto sus integrantes rompieron cercos, sortearon emboscadas, resistieron los embates de un ciclón, durmieron en zonas inundadas y comieron solo en 15 ocasiones, dos veces por semana como promedio.

La columna juvenil que siguió sus pasos recorrió en esta ocasión 54 kilómetros en 19 horas. Hubo un solo descanso. No fueron los mismos senderos, pero quizá sí las mismas condiciones climatológicas y del terreno. La salida se situó el sábado último a las diez de la noche, desde el IPUEC de El Pedrero hasta la comunidad de Gavilanes.

El domingo, a las cinco de la madrugada, los nuevos guerrilleros iniciaron el recorrido hasta Caballete de Casa; y de ahí, todo el recorrido a la inversa hasta el punto inicial en El Pedrero.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.