Reconoce relator de la ONU prioridad brindada por el Estado cubano a la alimentación

Jean Ziegler expresó que en Cuba no hace falta disminuir a la mitad el número de víctimas del hambre para el 2015 pues ese flagelo no existe

Autor:

Jorge L. Rodríguez González

Jean Ziegler, relator especial de la ONU, refiere que en Cuba no existe el flagelo del hambre. Foto: Roberto Suárez En Cuba el derecho a la alimentación ocupa un primer lugar al igual que la educación y la salud, expresó este martes en conferencia de prensa Jean Ziegler, relator especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para el Derecho a la Alimentación.

Ziegler informó que durante su visita a la Isla, desde el 28 de octubre hasta la víspera, no vio ninguna persona subalimentada como en Brasil, Bolivia u otros países de América Latina, Asia o África. Esta realidad le reitera que Cuba es el único país en desarrollo que ha alcanzado los Objetivos del Milenio trazados en septiembre del 2000 por los 192 miembros de la ONU.

Por eso en Cuba no hace falta disminuir a la mitad el número de víctimas del hambre para el 2015: este flagelo no existe, expresó el funcionario al referirse a una de las metas del Milenio.

Además destacó que la mortalidad infantil en la Isla es de 5,3 por cada mil nacidos vivos, cifra que está por debajo del 7 por cada mil que se plantea la comunidad internacional como uno de sus propósitos.

Igualmente resaltó la creatividad del Estado cubano para enfrentar el bloqueo, política que no le ha impedido a la nación velar por el derecho a la alimentación de sectores vulnerables como los niños y las embarazadas, aun cuando para ello haya tenido que destinar mayor cantidad de recursos en divisas, para la compra de alimentos en el mercado mundial.

A esta realidad hay que agregar el hecho de que a finales de los años 80, debido al derrumbe del campo socialista, Cuba tuvo que transformar su base tecnológica y reorientar su comercio internacional, que en aquel entonces era básicamente con los países de Europa del Este, lo cual golpeó fuertemente el terreno de la alimentación en los años siguientes.

Jean Ziegler agradeció la invitación hecha por el Gobierno cubano para realizar esta visita, y aseguró que todos los diálogos sostenidos aquí con ministros, campesinos, médicos, cooperativistas, pobladores de muchas de las regiones visitadas y gobiernos territoriales, fueron totalmente libres.

Destacó que en muchos de los lugares visitados existía un intenso debate en torno a cómo aumentar la productividad en la esfera de la agricultura.

El programa de Ziegler en Cuba también le permitió conocer algunos centros penitenciarios e incluyó recorridos por tres provincias orientales y por Pinar del Río.

Los resultados de esta visita quedarán plasmados en un informe que será presentado en la Asamblea General de la ONU y al Consejo de Derechos Humanos de Ginebra.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.