Recibe José Miguel Miyar Barruecos título de Doctor Honoris Causa en Ciencias Biológicas

Fue entregado por el Rector de la Universidad de La Habana en el Aula Magna de esa institución académica

Autor:

Juventud Rebelde

Rubén Zardoya, rector de la Universidad de La Habana, entrega a Chomy el título de Doctor Honoris Causa en Ciencias Biológicas. Foto: Ricardo López Hevia  ¿Cuándo descansa este hombre? ¿Descansa? Tiene 75 años y trabaja con la misma pasión que cuando tenía 30. Para esa fecha reconocía a sus pacientes por el día y en la noche combatía contra un grupo de bandidos alzados en las lomas guantanameras, al principio de la Revolución.

Su vida es eso. Mucha entrega, dedicación y sacrificio. Convencido de que si no fuera así dejaría de ser. Fuera infeliz. Acostumbrado a dormir poco y estudiar mucho, a investigar hasta el cansancio y, sobre todo, a enseñar.

Algunos lo recuerdan en la escalinata de la Universidad de La Habana hace más de 50 años, convocando a los jóvenes a la lucha contra la tiranía, en franco desafío a las represiones policiales y arriesgando la vida en cada jornada, pero convencido, y tratando de convencer.

Otros lo evocan como el joven que transportaba y guardaba fusiles para ayudar a los barbudos, trabajando como médico rural, colaborando en la derrota a los invasores de Playa Girón, alfabetizando, enseñando Biología, como viceministro de Salud, rector de la Universidad de La Habana, o dirigiendo la Oficina del Presidente del Consejo de Estado, Comandante en Jefe Fidel Castro.

Este abanico de responsabilidades conformaron la personalidad de José Miyar Barrueco, actual secretario del Consejo de Estado, con quien es muy difícil no estar de acuerdo, no porque sea de escuchar poco o de ordeno y mando. Al final casi todos coinciden con él porque una de las principales virtudes de este incansable intelectual es su facilidad y preparación para persuadir.

Su hoja de servicios es la de un hombre de acción y pensamiento. Sin ser atleta posee tantas medallas y distinciones como un deportista de alto rendimiento. Miyar es de los que intentan alcanzar el tope del conocimiento humano, aun sabiendo que es imposible, y con toda la modestia y sencillez del mundo.

De eso nos convencimos ayer cuando en el Aula Magna de la Universidad de La Habana le entregaron el título de Doctor Honoris Causa en Ciencias Biológicas. En una frase, el científico expresó su asombro y alegría por la condecoración. «Llevo más de 50 años ligado a este centro y nunca pensé estar en un acto como este».

Quienes lo conocen, aseguran sin embargo que este reconocimiento, a pesar de ser la máxima distinción que entrega la casa de altos estudios, no hace justicia a todo el esfuerzo del profesor Chomy, apelativo inseparable por el cual conocen a este eminente catedrático. Incluso Fidel, cuando lo presentó como nuevo rector de la institución en 1966, lo hizo así: «¿Ustedes no conocen a Chomy? Es este hombre que está aquí, y será el nuevo rector de la Universidad».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.