Expondrán resultados del uso de la toxina de escorpión en tratamiento de cáncer - Cuba

Expondrán resultados del uso de la toxina de escorpión en tratamiento de cáncer

Comienza curso nacional sobre crianza, manejo y explotación de escorpiones, desde hoy hasta el 30 de noviembre

Autor:

Julio Martínez Molina

Cienfuegos.— El Curso nacional sobre crianza, manejo y explotación de escorpiones reúne aquí desde hoy y hasta el 30 de noviembre a especialistas de todo el país, en un espacio donde se expondrán resultados del empleo de la toxina de esa especie arácnida en el tratamiento contra el cáncer.

El doctor Fabio Linares, al frente, en Cienfuegos, de este proyecto encaminado por el Grupo Empresarial Laboratorios Biológico-Farmacéuticos (LABIOFAM) en las 14 provincias, dijo a este diario que en el evento explicarán cómo actúa el veneno del escorpión sobre las células cancerosas de animales de laboratorio y en seres humanos.

Acotó el especialista que se está acometiendo un estudio muy serio sobre el tema a nivel nacional y que se ha ganado mucho en el aprendizaje del manejo del alacrán para tales fines, sobre la base de un criterio de sostenibilidad ecológica que implica la no sobreexplotación de las áreas que tributen ejemplares y la vuelta a su medio de los ejemplares luego del período de extracción de la toxina.

El alacranario local está enclavado en la Facultad de Ciencias Médicas y deberá alcanzar los 5 000 ejemplares de escorpión azul (o alacrán colorado como se le conoce en todo el país) en los próximos meses.

En una de sus investigaciones, una autoridad en la materia como la doctora en Biología Josefina Cao López, explicó que cuando se iniciaron los descubrimientos empíricos de las propiedades del animal —dos décadas atrás en Guantánamo— se le llamó alacrán azul por el tono del aguijón, pero en realidad es conocido en el campo como alacrán colorado, en tanto la mayor parte de su estructura es de coloración rojiza oscura.

El criadero sureño posee humedad y clima controlados, así como la higiene óptima de un centro para la crianza de animales de laboratorio, facilidades que permitieron que la provincia, pese a ser una de las últimas en iniciar la experiencia, hoy esté en la vanguardia en la recopilación de toxina del animal.

Allí alimentan a los escorpiones de esta especie endémica de Cuba, cuyo nombre científico es Rophalorus junceus, con presas vivas y zánganos de colmena.

«Les es extraído u “ordeñado” el veneno durante un determinado tiempo hasta que se debilita su entrega y luego se retornan al medio. No traemos hembras paridas ni preñadas, y las crías de las que paren en cautiverio las devolvemos al medio para repoblar las áreas», agregó Fabio.

La toxina es obtenida a partir de estímulos eléctricos al escorpión sujeto con pinzas, el cual como consecuencia del efecto descarga una o dos gotas en un recipiente.

Desde hace siglos, en Cuba el alacrán era hervido en aceite para emplearlo como favorecedor de la retención urinaria en los niños y macerado en alcohol con propósitos analgésicos.

El uso de productos de origen natural en la terapéutica constituye una práctica generalizada en la actualidad. Estudios científicos demostraron que el efecto anticancerígeno del medicamento preparado a partir del veneno de alacrán resulta efectivo sobre todo en tumores y afecciones del sistema nervioso central.

Además, fueron comprobados sus beneficios en otras zonas del organismo, como el pulmón, el cuello del útero, la próstata y el páncreas, y corroboradas sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.