Premian a ganadores del concurso Contar la historia de la Tecla del Duende

El artista Antonio Rodríguez Fúster diseñó dos obras especiales para los primeros galardonados JR compartió con triunfadores en Jaimanitas

Autor:

Juventud Rebelde

Entre palmas, gallos y sirenas dibujados con recortes de cerámica por la magia de José Antonio Rodríguez Fúster, los ganadores del concurso Contar la historia —de la Tecla del Duende, sección de Juventud Rebelde—, recibieron su premio en una singular tertulia de la sección, celebrada en el barrio capitalino de Jaimanitas.

El artista, quien diseñó dos obras especiales para los primeros galardonados, contó a los visitantes anécdotas suyas relacionadas con el período especial, tema de la convocatoria.

Pero posiblemente el mejor regalo fue la belleza que hechizó a cuantos viajaron a Jaimanitas y contemplaron una singular obra maestra: el Taller Estudio de Fúster, el creador que, al estilo del catalán Antoni Gaudí, construye figuras con fragmentos de cerámica, combinando colores y dándole vida a lo que quizá otros hubieran desechado.

Una vez más el aliento de Guillermo Cabrera, El Genio, fundador de la columna Tecla Ocurrente, ligado a un concurso y a las ganas de volver a encontrarse, movió a personas que luego corearon alegremente junto al trovador Eduardo Sosa, ¡A mí me gusta, compay!

La tiranía del tiempo obligó a los tecleros a trasladarse hasta la Redacción de JR, donde siguieron contando y cantando historias, acompañados por la guitarra del joven Jeinny, estudiante del IPVCE Lenin.

Como siempre, se juntaron los que acumulan más experiencia a los principiantes, con el único pretexto de alimentar el alma. Cantar, versar, reír: estos son verbos tecleros.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.