Elecciones en Cuba: Fiesta de democracia y unidad en Santiago

Varios jóvenes santiagueros se inician como votantes, Félix Seisdedos Endis nos cuenta su experiencia  Ver más noticias relacionadas  

Autor:

Juventud Rebelde

SANTIAGO DE CUBA.— Los rincones del barrio tienen este domingo un rigor inusual para los 16 años del joven Félix Seisdedos Endis. La escuelita de la esquina se ha vestido de colores y sobriedad y los vecinos, de todas las edades, respiran cohesión, optimismo, fe, desde antes del amanecer.

Por eso no permite que el susto de las iniciaciones agreda su convicción. Vota por primera vez, pero aunque le han dicho que el voto es secreto, el declara que lo hará por todos; lo hará por Cuba, porque en ello está la garantía de su futuro, dice, y en su voz hay tanta certeza como desenfado.

La decisión de Félix es una constante de domingo, ajena a edades, sexos, profesiones, entre los habitantes de esta tierra que desde las primeras horas de la mañana, lo mismo en las serranías del costero municipio de Guamá que en la cabecera provincial; ya en Regina, Mayarí, Dos Palmas o Contramaestre demuestran que Santiago sigue siendo tierra de Patria o Muerte y lo refrendan con una amplia concurrencia popular a los 3 618 colegios habilitados en montañas y ciudades.

«La fuerza del Comandante en Jefe está con nosotros, aunque él no nos acompañe esta vez...», expresaba con los ojos mojados por la emoción la presidenta del colegio seis, del distrito electoral número siete, por donde debía ejercer su voto el presidente cubano, y donde una hora después de iniciados los comicios había votado el 30 por ciento de los electores y una larga fila colmaba los alrededores del semi-internado Manuel Isla, que le servía de sede.

En los más diversos puntos de la geografía santiaguera los nombres de líderes históricos y dirigentes de la Revolución cubana se unen con las nuevas generaciones en un abrazo por la unidad. Tras intensas jornadas de preparativos, en pos de la elección de los 103 delegados a la asamblea provincial del Poder Popular y los 53 representantes de esta provincia en El Parlamento, disciplina, participación y conciencia son los signos vitales del día.

«El voto unido es defender la obra de la Revolución. Refleja cohesión y unidad, dos elementos fundamentales por los cuales la Revolución ha resistido los embates del imperio», declaraba al salir del colegio electoral uno, del distrito dos, en el reparto de Versalles, el ministro de salud, José Ramón Balaguer, diputado al Parlamento desde 1976, y sus argumentos eran compartidos por el bodeguero, el médico y el combatiente.

El futuro de este pueblo está en la unidad, aseguró enarbolando el legado del más universal de los cubanos, el presidente de la Oficina del Programa Martiano, Armando Hart Dávalos, emocionado pues depositaba su voto en la primera escuela cubana con el nombre de José Martí y sus reflexiones encontraban eco en el decir de una gloria del deporte cubano como el director del equipo Santiago de Béisbol, Antonio Pacheco, quien reiteraba: La unidad es un factor decisivo en la victoria, tanto en un equipo de pelota como en la sociedad, por eso no tengo reparos en decir que mi voto será por todos.

De fiesta por la democracia y la unidad ante las urnas, anda hoy Santiago de Cuba. En ello va la demostración de la filiación mayoritaria de un pueblo entero al proyecto social que defiende.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.