Martí vuelve a luchar por la humanidad

Comenzó este lunes en La Habana, la Segunda Conferencia Internacional Por el Equilibrio del Mundo

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

Unos 400 delegados de 37 países participan en el evento. Foto:Roberto Suárez «EL mundo es equilibrio y hay que poner en paz y a tiempo, las dos pesas de la balanza».

Bajo este precepto martiano, comenzó este lunes en La Habana, la Segunda Conferencia Internacional Por el Equilibrio del Mundo, una actualización sobre la necesidad de hallar los fundamentos culturales y martianos para compensar este convulso mundo en que vivimos.

Ante los casi 400 delegados de 37 países que participan en el evento, Armando Hart Dávalos, director de la Oficina del Programa Martiano y presidente de la Sociedad Cultural José Martí, apuntó en sus palabras inaugurales que el mejor homenaje al Apóstol es contribuir modestamente a la solución de los disímiles problemas políticos, sociales y ambientales que sufre hoy la humanidad.

«Nuestra especie humana está amenazada de muerte en este siglo que recién comienza. Tratemos, en estos tres días de trabajo, de hallar soluciones para salvarnos de una posible catástrofe de incalculables proporciones. “Hacer es la mejor manera de decir”, pues hagamos», sentenció Hart.

Para Roberto Fernández Retamar, presidente de la Casa de la Américas, el ideario martiano adquirió carácter planetario por su preocupación de descolonizar no solo a Cuba y Puerto Rico, sino a cualquier país del mundo que viviera bajo el ultraje del coloniaje.

Sobre este mismo tema, se pronunció Pierre Sané, subdirector general de la UNESCO, al afirmar que en José Martí hay una fuerza crítica extraordinaria que tiene la clave para resolver los problemas de la humanidad.

Por su parte, el secretario general de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Álvaro Marchesi, destacó el papel activo de Cuba en preservar el equilibrio del mundo y en materializar en la práctica la máxima martiana de «Ser cultos es el único modo de ser libres», refiriéndose a los esfuerzos de la Isla por llevar la alfabetización a cualquier rincón del mundo.

La ceremonia inaugural contó con la presencia de Esteban Lazo, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, y Fernando Remírez de Estenoz, integrante de su Secretariado, y constituyó un tributo al prócer en el aniversario 155 de su natalicio.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.