Reflexionan estudiantes de la Enseñanza Media sobre la recreación sana - Cuba

Reflexionan estudiantes de la Enseñanza Media sobre la recreación sana

Reclaman mecanismos para llevar las actividades artísticas a las escuelas en el campo y más apoyo a las iniciativas

Autor:

Sábado por la noche en Sancti Spíritus. Yeni acude a los artificios de un ilusionista para inventar cómo distraerse, después de 11 días en la beca. Comenzó la preparación para las pruebas de ingreso a la universidad, pero también necesita «desconectar».

Opciones a las que puede acudir: la Plaza Cultural, con sus reguetones habituales; el Karaoke, en divisa, o la perorata de sus amigos, los del «club del traguito».

¿TV or not TV?; esas son las alternativas para una joven, como ella, que simplemente busca un rato de esparcimiento, antes de sumirse otra vez entre inecuaciones, las colas para el baño y las noches agrestes, bajo el sereno en la plaza.

Por eso las estrategias para un sano aprovechamiento del tiempo libre por parte de los estudiantes de la Enseñanza Media, dentro y fuera de la escuela, centraron el análisis de la Comisión de cultura, deporte y recreación, la de mayor duración en el XI Congreso Provincial de la FEEM en Sancti Spíritus.

La problemática resulta digna de cuidado, si tomamos en cuenta que las actividades más allá del estudio también desempeñan un papel determinante en la formación integral de estos estudiantes, que en su mayoría transitan por una etapa tan compleja como la adolescencia.

«Protagonismo» fue una palabra recurrente al reflexionar sobre este tópico, como en muchos de los momentos durante el Congreso. «¿Qué haces tú como organización?», constituyó frecuentemente, desde las presidencias en las comisiones, un cuestionamiento categórico, ante las reales necesidades del estudiantado.

Posibilidades como las que brindan los instructores de arte y los medios audiovisuales con frecuencia se observan subutilizadas. Ciertamente no son pocos los miembros de la FEEM que permanecen de brazos cruzados ante cualquier situación porque «el no se puede» aparece como la respuesta más cómoda.

No obstante, hay inquietudes de los jóvenes en la Enseñanza Media que no pueden alcanzar feliz término, como resultado de una germinación espontánea. Muchas soluciones emergen de entidades ajenas a la organización estudiantil, que no siempre asumen el rol que les corresponde.

Resulta preocupante que la Comisión de cultura, deporte y recreación del Congreso en Sancti Spíritus no contara con la asistencia de más organismos relacionados con estas esferas. Las representaciones del INDER, Cultura Provincial y la Brigada José Martí, por lo menos, permanecieron hasta que la polémica alcanzó su clímax.

¿Qué se hace para fomentar hábitos recreativos sanos entre el estudiantado? Los delegados expusieron la necesidad de crear mecanismos para trasladar las actividades artísticas hasta las escuelas en el campo, con el objetivo de educar el gusto estético de la juventud, muchas veces vulnerable a tendencias consumistas y poco vinculadas con nuestros valores identitarios.

Durante el Congreso se solicitó más apoyo al promover iniciativas como los clubes Amigos del libro, La tecla ocurrente y el proyecto Mirar al sur, que incluye conciertos de trovadores, bajo el patrocinio de la AHS.

En las escuelas el movimiento de artistas aficionados y las prácticas deportivas han estado diezmadas por las carencias materiales. Según trascendió, muchas veces los estudiantes utilizan colectas de dinero para alquilar equipos de audio no disponibles en la mayor parte de los centros.

Los alumnos de los Cursos de Superación Integral también solicitaron estrategias para incentivar el deporte en esta enseñanza; demanda legítima sobre todo ahora que se intentan crear otros espacios de socialización para estos jóvenes, más allá de las aulas.

El tema de la recreación para los integrantes de la FEEM no debe analizarse solo dentro del contexto escolar. Recordemos que estos muchachos se encuentran proclives a múltiples influencias que no siempre resultan adecuadas.

La creación de casas del estudiante en los municipios podría emerger como una alternativa con el fin de fomentar espacios para el entretenimiento enriquecedor. Al concluir la clase o durante la interacción en cada barrio, como sociedad, nos corresponde propiciar esa opción que complemente el valor formativo del diccionario y el pizarrón.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.