Camino a la constitución del Parlamento - Cuba

Camino a la constitución del Parlamento

Autor:

Juventud Rebelde

El próximo 24 de febrero quedará constituida la nueva Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular

Apenas 72 horas nos separan de uno de los momentos más cruciales para los cubanos. El próximo 24 de febrero, los 614 diputados recién electos por el pueblo tomarán posesión de sus cargos y con ello dejarán constituida la nueva Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Con ese paso Cuba pondrá punto final al proceso de elecciones generales a que fueron convocados sus ciudadanos en julio de 2007, y nuevos caminos han de recorrerse en nombre de la democracia, la Revolución, la patria, el socialismo, la independencia y la soberanía.

Constituirse para una nueva legislatura, cuyo mandato es de cinco años, no es la única gran responsabilidad moral, legal e histórica que tendrá ante sí el órgano supremo del poder del Estado. A sus integrantes corresponderá también elegir de entre ellos, primero, a la dirección de dicha asamblea y, en un segundo momento, al Consejo de Estado.

Según la Constitución de la República de Cuba y la Ley Electoral, durante el ejercicio de sus funciones, los diputados tienen el deber de desarrollar sus labores en beneficio de los intereses del pueblo, mantener contacto con sus electores, oír sus planteamientos, sugerencias y críticas, y explicarles la política del Estado. Asimismo, rendirán cuenta del cumplimiento de sus funciones, según lo establecido en la ley.

Entre otras atribuciones, la Asamblea Nacional del Poder Popular debe discutir y aprobar los planes nacionales de desarrollo económico y social; discutir y aprobar el presupuesto del Estado; aprobar los principios del sistema de planificación y dirección de la economía nacional; acordar el sistema monetario y crediticio, y aprobar los lineamientos generales de la política exterior e interior.

No menos importantes son las responsabilidades de declarar el estado de guerra en caso de agresión militar y aprobar los tratados de paz; establecer y modificar la división político-administrativa del país; ejercer la más alta fiscalización sobre los órganos del Estado y el Gobierno, y designar, a propuesta del Presidente del Consejo de Estado, al Primer Vicepresidente, a los Vicepresidentes y demás miembros del Consejo de Ministros.

Este 24 de febrero, una vez que sean examinados y validados los certificados de elección de cada uno de los diputados, quedará constituida oficialmente la Asamblea Nacional, y todos sus miembros estarán en condiciones de elegir entre ellos al Presidente, Vicepresidente y Secretario de dicho órgano, en virtud de las propuestas que le presente la Comisión de Candidaturas Nacional.

También elige de entre sus diputados, a partir del proyecto que le presente la Comisión de Candidaturas Nacional, al Consejo de Estado, integrado por un Presidente, un Primer Vicepresidente, cinco Vicepresidentes, un Secretario y 23 miembros más. El Presidente del Consejo de Estado es jefe de Estado y jefe de Gobierno.

Serán los diputados quienes elegirán mediante votación directa y secreta a los compañeros que consideren con condiciones para cubrir esos cargos, resultando electos aquellos que hayan obtenido más del 50 por ciento de los votos válidos emitidos.

Previo a estas dos importantes votaciones, la Comisión de Candidaturas Nacional —integrada por representantes de la CTC, la FMC, los CDR, la FEEM, la ANAP y la FEU— ha realizado (y todavía continúa) las consultas necesarias a todos los niveles, incluidos los encuentros con los diputados, para conformar proyectos de candidaturas de alta calidad.

Los 614 diputados electos el pasado 20 de enero son representativos de la obra de la Revolución en todos los sectores, territorios y grupos generacionales. Personas con talento, sólidas convicciones revolucionarias, elevada preparación y probada calidad humana.

Así lo confirma el hecho de que más de un 28 por ciento son obreros, campesinos y trabajadores

vinculados a los servicios, la docencia, la salud; y es mayor la presencia femenina, con 265 mujeres que representan un 43,16 por ciento; o sea, un 7,16 por ciento superior a la legislatura que termina. Y un 35,67 por ciento son negros y mestizos.

El promedio de edad de nuestro futuro Parlamento es de 49 años; más del 56 por ciento nacieron después del triunfo de la Revolución; el 63,22 por ciento son nuevas propuestas, 385 diputados; y de los actuales fueron ratificados 224 para un 36,78 por ciento.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.